ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD
20 meneos
447 clics

Alemania y su brillante idea para paliar la escasez de baños públicos

Mear puede ser un problema. Un problema para el viandante, al que le asaltan las ganas en medio de la gran ciudad, sin un baño público donde aliviar sus necesidades; un problema para el vecino, que sufre los olores de aquellos que no pudieron encontrar ese lugar a tiempo; un problema, por último, para la Administración, que gasta millones en instalar baños y en limpiar los resultados de su negligencia.

| etiquetas: alemanio , baños
16 4 1 K 122
16 4 1 K 122
El Ayuntamiento paga una tasa (que varía entre los 30 y los 100 euros al mes) a los restaurantes y bares que se acojan a este programa.

#TeAhorroUnClick
#1 ¡Avisa del spoiler!
#6 Es mi lucha personal contra titulares clickbait.

No te creerás la brillante idea ....
#1 Adaptando la idea a España: El Ayuntamiento cobra una tasa (que varía entre los 30 y los 100 euros al mes) a los restaurantes y bares que no se acojan a este programa. :shit:
#10 En algunas ciudades de España (al menos en Salamanca) uno de los requisitos para conseguir la licencia municipal de apertura es la obligatoriedad de tener los baños disponibles a cualquiera.
Así me lo dijo un político: www.meneame.net/notame/2149095
Baños concertados.
En eso aquí somos más eficientes que ellos. Se mea en la calle sin pagar nada a los restaurantes
Hasta que viví una decena de meses en Alemania (en la década del 80) siempre tuve la idea de una Alemania ordenada y limpia.
Fue terminar en un bar-discoteca y ver como los alcoholizados germanos orinaban por cualquier parte y dejaban vasos, papeles, vomitos y botellas hasta dentro de los patrulleros policiales lo que me modifico esa idílica idea.
Ahora si, tras pasar los recolectores de residuos, a las 7 de la mañana ese desquicio ya estaba totalmente arreglado. Incluso hasta perfumado.
Lo de los baños fue una de las cosas que mas me llamo la atención en Berlín.

Pagabas por mear en todas partes: En las estaciones de tren, en los grandes almacenes (no era obligatorio pero allí estaba la persona de limpieza de los baños con su platito para monedas), etc...

Hasta había pequeños locales de comida rapida que tenias mesas y sillas para sentarte pero no baños.

Aprendí 2 cosas de Berlín: el agua embotellada es mas cara que la cerveza y si bebes cerveza te dejas unas pasta en mear (cuando encuentras donde).
Por si a alguien le interesa: www.die-nette-toilette.de  media
comentarios cerrados

menéame