Hace 10 años | Por --303142-- a desafinados.es
Publicado hace 10 años por --303142-- a desafinados.es

Paul Gilbert sufre problemas de sordera debido a tantos años de conciertos exponiendo sus oídos a volúmenes brutales sin descanso. Por eso, tuvo que comenzar a utilizar auriculares a modo de aislantes del resto de sonido del escenario/concierto y también como monitores. El propio Gilbert confiesa que si no le hablan relativamente alto en una conversación le resulta complicado entender lo que le dicen.