Publicado hace 9 años por Zisterna a activatuneurona.wordpress.com

En 1960 un grupo de mujeres quisieron convertirse en astronauta de la NASA y se sometieron a las pruebas físicas y mentales más rigurosas, las mismas que abrieron las puertas de la gloria a un grupo elegido de hombres. A pesar de que las superaron con notable éxito, nunca volaron. Fueron conocidas como las Mercury 13

Comentarios

D

Esta frase, que no destaca mucho en el artículo, es la razón principal del resultado de que no volasen, unido a la idiosincrasia de la época, que también pesaba mucho.

algunas de las 13 mujeres Mercury acumulaban más experiencia de vuelo que los hombres elegidos, sólo que no en aviones de combate de altas prestaciones.

Este "pequeño" detalle era muy importante en aquellos primeros tiempos de la astronautica, tan precarios y con tanto desconocimiento de cómo respondería el cuerpo humano sometido a las brutales aceleraciones involucradas, especialmente en el reingreso atmosférico. Un piloto de pruebas acostumbrado al vuelo extremo en aparatos de altas prestaciones, como es un caza militar, sería más de fiar ante una emergencia que alguien que por mucha salud y capacidad que tuviese, nunca se hubiese enfrentado a ese tipo de trabajo.

D

#c-2" class="content-link" style="color: rgb(227, 86, 20)" data-toggle="popover" data-popover-type="comment" data-popover-url="/tooltip/comment/2065370/order/2">#2 Exactamente, esa es la razón por la que no tenían experiencia como pilotos de aviones de combate, razón que les privó de volar al espacio. En realidad es un círculo cerrado, que por suerte ya se ha superado.
Que se trataba de razones infundadas y meramente culturales quedó demostrado con Valentina Tereschkova.

La próxima vez cita mi post con un # delante, o podría no enterarme de tu respuesta

lekuona

Estimado roundpixel:

El problema es que, que las mujeres no pudieran volar en cazas no deja de ser una consecuencia, como bien afirmas “de la idiosincrasia de la época”.

La causa, se resume en otra frase del artículo: “John Glenn, (…)“Los hombres son los que van lejos a luchar en la guerras y a volar los aviones, y nuestro orden social ha hecho que las mujeres no sean astronautas”.

Ninguno de los cuerpos de las fuerzas armadas norteamericanas, con aviones de combate, permitía en sus reglamentos el acceso de mujeres, y no por falta de capacidad, como demostró William Lovelace.