Publicado hace 8 años por MiguelAlvarez a alrevesyalderecho.infolibre.es

La Fiscalía acusa de homicidio a ocho Mossos d’Esquadra por la muerte de Juan Andrés Benítez. El Ministerio Fiscal atribuye a otros dos agentes un delito de destrucción de pruebas (limpiaron los restos de sangre). Se atribuye delito de coacciones a una agente que obligó a testigos a borrar vídeos de su móvil. Patricia Goicoechea, licenciada en Derecho por la Sorbona y directora adjunta de Rights International Spain, analiza la importancia de sentar precedentes en lo referente a abusos policiales.