Hace 8 años | Por Ratoncolorao a yorokobu.es
Publicado hace 8 años por Ratoncolorao a yorokobu.es

La relación de Simon Beck con la nieve es una cuestión de formas. Puede llegar a pasarse más de nueve horas seguidas caminando sobre ella en círculos, en triángulos o hasta en geometrías fractales por el simple hecho de dejar un dibujo gigante en su rastro. Una pieza que probablemente desaparezca con los siguientes copos de nieve pero, ¿qué importa el mañana si el arte es el ahora?

Comentarios

D

¡Aliens!