Hace 10 años | Por guuilesmiz a youtube.com
Publicado hace 10 años por guuilesmiz a youtube.com

El 29S, y por tercera vez en una semana, la gente acudió a una convocatoria que pretendía rodear el Congreso pero sobre todo denunciar las acciones policiales pasadas que se consideraron totalmente desproporcionadas. Resumiendo mucho, la tarde fue bien y la noche mal. Heridos, detenidos y mucha rabia por parte de quienes habían participado en las manifestaciones del 25S y 26S o quienes las habían visto por los medios, lo que dio como resultado cargas policiales, carreras y diversos altercados con destrucción de mobiliario. De@juanramajete

Comentarios

c

El invierno del mundo. Ken Follet

—¿Por qué desean los fascistas la violencia? —dijo Ethel, lanzando una pregunta retórica—. Puede que esos que están ahí fuera, en Hills Road, no sean más que unos gamberros, pero alguien los está dirigiendo y su táctica tiene un propósito. Si se producen altercados en las calles, podrán afirmar que se ha quebrantado el orden público y que se necesitan medidas drásticas para restablecer el imperio de la ley. Esas medidas de emergencia supondrán también la prohibición de partidos políticos democráticos como el Laborista, la condena de la acción sindical y el encarcelamiento de personas sin juicio previo: personas como nosotros, hombres y mujeres de paz, cuyo único delito es el de no estar de acuerdo con el gobierno. ¿Os parece algo demasiado fantasioso, improbable, algo que jamás podría suceder? Bueno, pues son justamente las tácticas que utilizaron en Alemania... y funcionaron.

Locodelacolina

Este periodista está haciendo un gran trabajo.

Gracias.

s

#2 Efectivamente, creo que es un gran trabajo periodístico. Hay que tener valor para meterse ahí una manifestación tras otra.

MEV

La leche el adoquín que se come el periodista de al lado

Visto el vídeo entero no me queda otra que felicitar a su autor. Eso es periodismo del bueno, mostrando los hechos y sin dedicarse a maquillar u ocultar parte de la realidad.

MEV

Lo de la denuncia a un diabético por llevar un Trina de piña en la mochila es surrealista.