Hace 1 mes | Por xantal a larazon.es
Publicado hace 1 mes por xantal a larazon.es

Es la historia de algo insólito y sin precedentes en una gran nación, como es España, que podría definirse como escandaloso, bochonorso o de vergüenza, entre otros adjetivos. Porque es la historia de un despojo sin escrúpulos, el de un ábside románico de incalculable valor construido por artesanos rurales hace más de 800 años de historia, que estaba hace más de un siglo y sigue estando ahora declarado como monumento nacional, que acabó en la sección de arte medieval del Museo Metropolitano de Nueva York tras ser donado por el régimen de Franco

sotillo

Que bien aprendieron a robar los fancristas, las clases que les dio el clero han calado profundamente

GuillermoBrown

Y la reja de la catedral de Valladolid, que la vendió el arzobispo en 1929 al multimillonario William Randolph Hearst, por 500 pesetas.
Y acabó en ese mismo museo.