Hace 1 mes | Por blodhemn a es.gizmodo.com
Publicado hace 1 mes por blodhemn a es.gizmodo.com

El ala de sable de Santa Marta, una especie de colibrí de color verde esmeralda que canta y brilla, ahora se ha documentado en la naturaleza solo dos veces desde su descubrimiento formal hace más de 70 años. El avistamiento es solo el segundo documentado desde que se identificó por primera vez, y el primero en más de una década. Lamentablemente, el ave es una de las muchas especies en el área amenazadas por la pérdida de hábitat.

Comentarios

DDB

Me encantan estos artículos. Las dos especies de colibrí cazadas por mi en inaturalist son el colibrí canelo inaturalist-open-data.s3.amazonaws.com y la esmeralda tijereta inaturalist-open-data.s3.amazonaws.com , ambos observados en el Estado de Yucatán, México.

Junchi

lo que viene siendo un puto pájaro.