EDICIóN GENERAL
38 meneos
 
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

NO, al cierre de "El Ambigú" y al despido de Diego Manrique en Radio3

Expresemos nuestro apoyo a Diego Manrique para que Radio3 mantenga su magnífico programa que tanta buena música nos ha dado a conocer a todos. Diego Manrique se despidió de sus oyentes: "Hoy sigue sonando El Ambigú, o lo que sea esto que se emite ahora, aunque fui cesado el pasado 22 de julio". "El Ambigú se acaba porque me han echado", ha manifestado el periodista a Rolling Stone. "La dirección de RNE me ha ofrecido que el programa deje de emitirse interrumpiendo mi contrato y que vuelva al cabo de unas semanas con un contrato nuevo en el ...

etiquetas: radio3 , ambigu , diego , manrique
34 4 5 K 210 mnm
34 4 5 K 210 mnm
Otro grupo del feisbuk, de normal, votaria erronea, pero por una vez voy a menear por la razón que siento que se acabe el programa y aver si se puede hacer algo...
No se de que se queja este señor, lo que le han hecho es algo que hacen todas las empresas en españa desde los años 90.

Te hacen un contrato temporal de un año, cuando llega el verano te despiden y cuando llega septiembre te vuelven a contratar. De esta manera te pasas toda la vida con la categoría laboral más baja que existe, sin derecho a ascensos laborales ni pagas extra por antigüedad, ni subidas de sueldo anuales por IPC, etc. Tengo amigos que llevan toda la vida trabajando así.
Otro que se va, como Ramón Trecet, a quién hecho de menos cada día a las tres de la tarde. Gracias, dirección de RTVE por cargaros lo único bueno que había en la radio.
Hombre, Diego Manrique ya estaba un poco pasado de moda. Sus programas ya aburren. No entiendo porqué uno cuando se va haciendo mayor tiene que oír siempre música antigua y pasar de la nueva.
No tengo facebook ni lo quiero tener. A la vez quiero que Diego siga en Radio 3.

¿No se lo ocurre a nadie abrir un sistema de apoyos que no pase por una red social a la que tienes que entregar una fotocopia de tu vida?
comentarios cerrados

menéame