EDICIóN GENERAL
12 meneos
52 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

El hombre que no pueda controlarse que se vaya a vivir al campo

Quien no pueda controlarse que se vaya a vivir al campo con los animales. Soy feminista y pocas cosas me gustan más en este mundo que alguien me procure un orgasmo. Ahora, no comulgo con que esté aceptado que un señor me toque las tetas en el metro aprovechando que no hay espacio entre nuestros cuerpos o que restriegue su 'cimbrel' contra mi culo. No tiene la misma gravedad que una violación con penetración, desde luego, pero tampoco pienso fomentar que estas acciones se tomen como excentricidades del género masculino.

| etiquetas: feminismo , le monde , respuesta , derechos de las mujeres
Y qué culpa tienen las ovejas?

(saludos a la Juez vasca)
#1 ¿Y qué culpa tienen las mujeres?
#2 Te recomiendo el siguiente producto. Dos cucharadas al día. Una antes de entrar a menéame, y otra al salir:  media
#3 Prueba a recomendárselo también a todas las mujeres que en alguna ocasión han tenido que soportar abusos de tipo sexual, a ver si les hace gracia.
#4 Que no tengas humor ni sepas de que estaba hablando no es mi problema. Tu demagogia jugando con las victimas y atacándome utilizando su sufrimiento es sencillamente apestoso y ruin. Flaco favor le haces a las mujeres que sufren abusos comportándote de esa forma tan agresiva con alguien que ha hecho un chiste de una noticia que salió ayer en el Mundo Today y por la que una juez vasca los denunncio.

Deja de utilizar a las víctimas de acosos sexuales para atacar a los usuarios. Vergüenza debería darte.
#1 e incluso las mujeres que viven en zonas rurales.
Tocarte las tetas o restregar el cirimbel, sin tu permiso, es un delito de abuso sexual
# 6 Si te sientes acosado, escribe a "abuse".
La verdad es que a mi mujer le ha pasado mucho más a menudo que a mí, que soy hombre, pero también a los hombres, algunas mujeres, nos han metido un buen restregón de tetas, incluso otros hombres nos han arriamao el zupo al ojete en el transporte público en las horas punta, también es verdad que hace ya tiempo que ninguno de los dos hemos tenido que vivir ese tipo de episodios; me parece que el movimiento feminista a sucumbido, definitivamente, frente al sensacionalismo más populista y bajuno, antes, a eso lo llamábamos amarillismo.


Aunque vieja y encorvada
y llena de sinsabores
yo fuí en mis tiempos mejores
Caperucita Encarnada.

Caperucita Gris
Para qué.

Edit.
comentarios cerrados

menéame