EDICIóN GENERAL
4 meneos
45 clics

Hermandades y corrupción

La némesis de la hermandad es la amistad, de ahí que la comparación entre ambas pueda iluminar mejor estas cuestiones. La amistad permite la diferencia; es más, la celebra, por lo que difícilmente surgirá a su alrededor una organización repleta de temores y silencios. La hermandad sin embargo se basa en criterios tan ajenos a la libre elección como el sanguíneo. En ella se rinde culto a la homogeneidad y la obediencia.

| etiquetas: hermandades , corrupción
Muy original el enfoque
comentarios cerrados

menéame