EDICIóN GENERAL
15 meneos
28 clics

Dimite el número dos de la oposición noruega por denuncias de acoso sexual

Las denuncias de acoso sexual por parte de figuras públicas, del mundo de la cultura, de la política o del deporte siguen extendiéndose y ganando influencia. La tarde del domingo, el número dos de la oposición socialdemócrata en Noruega, Trond Giske, anunció su dimisión como vicepresidente y como portavoz económico de su partido debido a acusaciones de acoso y conducta inapropiada.

| etiquetas: noruega , acoso sexual , dimisiones , trond giske
Ya verás cuando empicen a denunciar en España
Y mientras tanto en nuestra querida Hispañistan... ¡no dimite ni Dios! :wall:
La dimisión llega después de una ola de acusaciones, principalmente anónimas, por conducta inapropiada y acoso sexual contra mujeres.
#3 Molan las acusaciones anónimas. Es como eso de que las denuncias falsas no existen.
A modo de debate, lo que hace unos años se consideraba sensualidad y lascivia ahora mismo sería tildado de acoso y/o violación. Por ejemplo, la escena de amor de la célebre Blade Runner (1982), considerada durante muchos años como una de las mejores escenas de amor del cine, sería ahora mismo violación. Rick Deckard empuja a Rachel y le ordena que le diga que le bese. Ignoro si el tipo este (el político noruego) es un violador, pero alguna de esas acusaciones anónimas podrían ser de hace…   » ver todo el comentario
#5 No entiendes el concepto moderno de violación. No importa lo que se haga y lo que se diga. Ni siquiera importa lo que la violada diga. Solo importa lo que piense. Si ella dice que quiere besar, pero por dentro piensa que no quiere, eso es violación.

Incluso si ella piensa que sí que quiere, luego, o sea después, por ejemplo años después, puede cambiar de pensamiento, y lo que no había sido violación, ahora ya lo es.

Entonces tu dirás, ¿cómo es posible que se acepte semejante barbaridad?

Esa, es la pregunta correcta.
No entiendo la credibilidad que se le da a estas (numerosas) acusaciones de acoso sexual.

Se trata de cosas que dice alguien que afirma que sucedieron hechos que nadie más vió y de los que no hay ninguna prueba.

En principio, esto debería ser rechazado de entrada como la mentira que muy probablemente es.
El tipo este no ha dimitido por las acusaciones. Ha dimitido porque son ciertas:

Giske ha pedido perdón por sus acciones, pero también ha dicho que algunas de ellas no son ciertas.
comentarios cerrados

menéame