EDICIóN GENERAL
4 meneos
41 clics

La delación, ¿vicio o virtud?

Vale, comprendo a quienes se ven desanimados a colaborar con un Estado partitocrático en el que las noticias sobre corrupción son diarias y en el que el ejemplo de la clase política no es el mejor; y también con quienes entienden que no se debemos convertirnos en una sociedad de delatores que se acusan unos a los otros, y que la parte importante de la investigación y de la sanción corresponde al Estado.

| etiquetas: delación , vicio , virtud
Me ha gustado mucho el artículo.

Se nos olvida a menudo que países a los que envidiamos por su honradez y civismo, como Alemania, son también países donde denunciar a un amigo o compañero que ha cometido una falta es prácticamente una obligación.
#1 En el caso de Alemania, y según para quien, es casi un deporte.
En algún sitio leí una anécdota de Confucio (nada menos): un visitante le dijo "Entre nosotros el hijo denuncia al padre si rompe la ley, y el padre al hijo; a eso llamamos virtud". Confucio respondió "Entre nosotros el hijo cuida de su padre, y el padre protege a sus hijos; a eso llamamos virtud".

Es difícil decidir quien tiene razón... pero en nuestra línea de ser más papistas que el Papa, me temo que los españoles somos más confucianos que Confucio.
#3 Que buena! Me la apunto.
comentarios cerrados

menéame