edición general
11 meneos
28 clics

La debacle laborista en el norte de Inglaterra pone a Starmer contra las cuerdas

La debacle laborista en el norte de Inglaterra ha puesto contra las cuerdas al líder del partido, Keir Starmer, que se enfrenta a una revuelta interna en el ala dura y a peticiones de dimisión al cabo de un año de haber sucedido a Jeremy Corbyn. "Si Starmer no cambia de dirección, no solo perderá su puesto, sino que el Partido Laborista nunca llegará al poder", advirtió Andrew Scattergood, co-director de la corriente del ala dura Momentum, que recordó cómo Jeremy Corbyn llegó a capturar el 50% del voto de Hartlepool en 2017.

| etiquetas: partido , laborista , británico , starmer , debacle , corbyn
Echaron a Corbyn por rojo y ahora no se comen una mierda.
#1 echaron a Corbyn por sus malos resultados, entre las bases tuvo exito entre su electorado... no tanto. Para pruebas las últimas elecciones que tuvieron, donde Borisyuso se comió el electorado.
#1 A Corbyn no le votaban por rojo, porque solo le votaban los que creían en su política. Corbyn era el Anguita de los británicos. Tiene sus fans, pero también sus enemigos mortales (sobre todo en la prensa), y nunca iba a pasar del 33% del voto bajo ninguna circunstancia. Así no se gana en Gran Bretaña.

Además gracias a Corbyn los integristas de derecha ganaron las elecciones y aplicaron un Brexit duro. Que no era lo que le convenía a GB, en mi opinión.

Starmer empezó bien pero rápidamente empezó a tomar decisiones raras. Además ahora no quiere hablar del Brexit, cuando es uno de los temas más importantes. No hace sangre de los continuos errores de Johnson. En fin, como líder de la oposición es casi peor que Casado.
#3 La losa del "sentido de estado" de la izquierda y del que mucha derecha carece.
Yo tampoco habría votado por él, tiene una forma absurda de hacer política.. evidenciar todo lo malo que hace el gobierno pero luego votar con el carro completo todo lo que el gobierno proponga en los comunes, seguramente sea destituido después de esta debacle que fue una probadita que le espera al labour si siguen con un lider tan frágil y suave.
Es tiempo del "lado bueno de la historia"...
comentarios cerrados

menéame