EDICIóN GENERAL
9 meneos
91 clics

El cáncer que se equivocó de cuerpo

EL lunes condujo su coche hasta el hospital de Cruces con el miedo a una respuesta y cuando la escuchó, Markel Irizar puso el cuentakilómetros a cero. Empezaba una nueva vida. La de después del cáncer. Le ha vencido tras una década de lucha. De 2002 a 2012. Ahora que ha pasado, acepta la propuesta de DEIA de comprimir esa etapa en siete capítulos. Echa la vista atrás y habla sin tabúes del miedo a la muerte, la enfermedad, la quimio, su mujer y sus hijos, Armstrong y la liberación de hace unos días cuando supo que todo había acabado.

| etiquetas: cáncer , armstrong , irizar , ciclismo
Enhorabuena por el enlace
comentarios cerrados

menéame