Publicado hace 1 mes por Hombre_de_Estado a delegacion.andalucia.csic.es

38 años tras el accidente, Chernóbil es un excelente laboratorio para estudiar cómo afecta la radiación a fauna y flora y especies recolonizan territorios abandonados. En esa línea trabaja desde hace 8 años un equipo de la Universidad de Oviedo y la Estación Biológica de Doñana. Hoy la guerra impide regresar a Chernóbil, y diseñaron experimentos para recrear el accidente y estudiar cómo afecta la radiación a anfibios y escarabajos para comprobar si la melanina protege contra la radiación, como sugerían sus estudios observacionales en Chernóbil.

Comentarios

Espiñete

El primer paso es negar tajantemente haber visto grafito.

Pues la radiacion les sienta mucho mejor que la convivencia con los humanos, viendo que la zona de exclusion se ha convertido en la mator reserva natural de Europa