Hace 24 días | Por filosofo a tiempo.com
Publicado hace 24 días por filosofo a tiempo.com

Los microplásticos de mayor tamaño tienden a depositarse en las zonas superiores del sistema respiratorio, de modo similar a lo que sucede con las partículas de polvo o humo, que se depositan en la nariz o la garganta. Los más pequeños pueden llegar hasta los rincones más profundos del sistema, y asentarse en los bronquiolos y alvéolos. Las partículas que no son esféricas tienden a penetrar y alojarse más profundamente en el sistema respiratorio.