Hace 2 meses | Por pasturo98 a eldiario.es
Publicado hace 2 meses por pasturo98 a eldiario.es

En un país donde la carga tributaria la soportan principalmente las rentas del trabajo y el consumo, escuchar quejarse de voracidad recaudatoria a quienes acaban pagando apenas la décima parte de cuanto ingresan o poseen, solo puede considerarse una broma pesada.

Comentarios

Morrison
editado

escuchar quejarse de voracidad recaudatoria a quienes acaban pagando apenas la décima parte de cuanto ingresan o poseen, solo puede considerarse una broma pesada.

Lo triste es ver como cuatro muertos de hambre defienden a capa y espada a esos que pagan apenas la décima parte de cuanto ingresan o poseen.

p
autor

#2 qué grandes vasallos si hubiere buenos señores!

babelia

#3 Son mis señores y se me follan como quiera…

Aguarrás

#2 Ese es el problema. Que en este país, hay tanto, pero tanto TONTO que por mucho que una situación vaya contra su interés (muchos no son capaces ni de discernir el si o el no), defienden lo que digan en su medio afín de turno a capa y espada.
Y como en España los medios son tan imparciales y responsables...

founds

#2 yo no defiendo a nadie, pero jode, que te quiten y los servicios públicos bajo mínimos y los que gestionan con sueldos que no vemos los de aquí ni en un par de años y viviendo como borbones, y claramente la solución no es pagar mas

p
autor

"Una las muchas tesis interesantes que Thomas Piketty aporta en su famoso “El Capital en el siglo XXI” consiste en la sólida prueba empírica de la relación que existe entre el aumento de la desigualdad y el vaciado de los impuestos que gravan la posesión de la riqueza. Los impuestos no sólo sirven para pagar las facturas. Su diseño y reparto define el modelo de sociedad que queremos."