Publicado hace 1 mes por Idoia_Perez_Perez a elperiodico.com

Esta es la historia de una mujer de 77 años, vecina del Eixample de Barcelona. Vive en condiciones insalubres y se niega a ir a una residencia de la tercera edad. Una casuística "habitual" que se encuentran los trabajadores de las emergencias sociales de la ciudad.

Comentarios

J

Conozco señoras de 77 años que son muy limpias y tienen la casa como los chorros del oro. Sus nietos no.

O sea que no es la edad.

#2 la condición física ayuda bastante. Esperaos un par de deécadas y el problema de la soledad va a ser la tónica habitual.

J

#4 Vivir rodeado de mugre es la condición del cerdo.

sotillo

En estos casos suelen darse causas mentales

r

Pues si no tienes hijos ni nadie que te cuide y encima no quieres ir a una residencia... pues paga a alguien porque sino es insostenible por el Estado.

Lo siento mucho por mis palabras pero es que creo que es inviable económicamente por el Estado.

nilien

#1 Que se mueran, esos inútiles viejos y viejas. ¿Qué nos aportan? Son un gasto, nada más que un gasto.

Si no tienen dónde caerse muertos después de haberse pasado toda su vida trabajando y cuidando a otros, es problema suyo...

auroraboreal

#1 Bueno, tal vez el estado es responsable de que muchos ancianos no quieran ir a ellas. Durante la pandemia se ha visto muy claro que el trato recibido en muchas de ellas no era el que se merecían y que si lo recibieron algo mejor en algunos lugares fue por inciativas muy variadas:
medes.com

Hay protocolos elaborados para detección de posibles prácticas incorrectas en los centros residenciales:
defensordelpueblo.es

Tal vez el estado sí que tenga algo de responsabilidad