Publicado hace 26 días por ElCuñadoDelHacker a levante-emv.com

El terraplanista no es terraplanista por mala voluntad, sino porque no le queda más remedio. No ha encontrado otro modo de disentir cuando la vida está montada sobre la disidencia. Ahora bien, la disidencia es un arte que debería incluir ciertas habilidades diplomáticas. Uno se puede cagar en todo, yo mismo lo he hecho con frecuencia, sin advertir que se caga en sí mismo al mismo tiempo. Se trata de una forma de autodestrucción de la que, si eres consciente, allá tú; si no lo eres, vas de culo.