Hace 10 meses | Por skout a elindependientedegranada.es
Publicado hace 10 meses por skout a elindependientedegranada.es

Hace medio siglo que deberían haber derribado al menos tres plantas del Banco de Granada de la Gran Vía. Y ahí sigue el mojón. Destrozando las vistas de la Catedral de Granada desde el Albayzín. Aunque todavía se está a tiempo de solucionar el desaguisado. El detonante de aquella polémica –ruidosa en los despachos y anodina en la calle– lo protagonizó el pintor y erudito Enrique Villar Yebra. Enfrentó a los poderes económicos locales, al arquitecto municipal, al alcalde que lo permitió y al periódico IDEAL.

Comentarios

Quecansaometienes...

#10 Es como las "restauraciones" de objetos que se ven en programas como los de la casa de subastas. Al final lo ves y han reemplazado el 80%, lo han pintado y parece recien salido de la fabrica. Eso no es un objeto antiguo, ha perdido toda su gracia, su historia

JungSpinoza

Mira que es feo el jodio

ColaKO

#4 El brutalismo se cargó un montón de cosas en Granada sin aportar ningún edificio realmente interesante. Esperemos que poco a poco se vayan reemplazando. Al menos en el Camino de Ronda y otras calles muchos de los edificios no van a durar más de 50 años.

r

#4 Feo o bonito a veces depende del contexto.
Un edificio así en el casco antiguo de una ciudad como Granada y más tapando la catedral, pues está claro que queda feo.
En cambio ese mismo edificio emplazado en un lugar con mucha más espacio, que permita divisar el horizonte y que esté en medio de un desierto alejado de la gente que lo pueda ver... pues queda más bonito.

D

Yo hace muchos años que vengo odiando el endiosamiento en que se han subido los arquitectos. Que no digo que no sean necesarios, ojo, hace falta ingerieron con algo de idea de arte para que los edificios sean prácticos pero bonitos. El problema es uqe se creen artistas...y hacen mierda a porrillo.
Encima lo que debería ser un órgano de control, el colegio, es otra mierda que consiente cualquier cosa. Y ahora han venido con las ideas modernistas otra vez, a plantar casas modernas en zonas donde no pegan, y sus colegios les dan premios rimbombantes para que parezca que son la hóstia.

e

#9 Siempre se decía (aunque supongo que ahora es ofensivo) que un arquitecto es uno que no es lo bastante hombre como para ser ingeniero ni lo bastante maricón como para ser diseñador.

Quecansaometienes...
editado

#12 No lo habia oido nunca.
Pero, ¿donde quedan las arquitectas?

Guanarteme

#12 Es machista, homófobo... Pero me ha encantado

D

Me llama la atención lo poco que se estudia casar el edificio con su entorno.
Para muestras los palacios de congresos que se surgieron como setas no hace tanto tiempo.

Varlak

#8 eso pasa en España, en otros países la arquitectura tiene muy en cuenta el entorno, a mí me explota la cabeza pasear por Londres, por ejemplo, donde mezclan arquitecturas de distintas épocas, estilos y culturas y la mayoría de las veces es con mucha elegancia, mientras en España cada arquitecto hace su movida y se la sopla el contexto...

Cehona

#11 La ampliacion de Moneo del museo de armas del Palacio Real de Madrid, rompe el entorno con la Catedral.
Ese mamotreco cuadrado lineal, es como una masilla a una ventana visual.
Deberia existir el delito artístico punible.

n

¡Vaya barrabasada!.

z

Buen aporte.

Rufusan
editado

Me encantan estos comentarios sobre la soberbia de los "cualificaos", que se ven hechos desde la humildad intelectual.

Guanarteme

#18 Una cosa son los criterios técnicos, que ahí por supuesto que ni se me ocurre opinar y otra son los estéticos, que opina cualquiera que tenga ojos en la cara le moleste a quién le moleste.

Darvvin

La cruz se sigue viendo.
La sociedad católica de Granada podría tener un poquito más de comprensión y bastarle con que se vea el símbolo más representativo.

drocab2012

Las destrozó desde un punto de vista, hay otros puntos de vista que no le afectan...

N

#16 de eso habla, desde un punto de vista.
No sé de que vivirán en Granada, pero del turismo deben de sacar bastante. Otra cosa es que no les interese.