Hace 7 años | Por Ratoncolorao a yorokobu.es
Publicado hace 7 años por Ratoncolorao a yorokobu.es

Las series de los últimos veinte años recurren a técnicas de la novela y el teatro clásico para provocar el enamoramiento por los personajes.A menudo, en las series modernas un flashback no es un flashback; la voz en off no dice «aquella mañana…» y cuando se rompe la cuarta pared no es para unas risas (como en las viejas comedias de situación). Ahora estos recursos imitan la novela: El flashback es una disgregación para conocer los antecedentes emocionales de los personajes; la voz en off equivalen a la voz interior .

Comentarios

ElPerroDeLosCinco
editado

Porque los personajes han dejado de hacer gilipolleces. Ahora en las buenas series, cada personaje tiene un comportamiento que, según sus propios parámetros, es inteligente. Incluso los villanos hacen cosas inteligentes y da gusto verlo y pensar "yo también hubiera hecho eso", o mejor aun "¡a mí no se me había ocurrido!". En las series malas (que antes eran mayoría) los personajes hacían estupideces impulsados por unos roles maniqueístas en los que el bueno parece tonto de puro bueno, y el malo parece un loco de puro malo.

elgranpilaf

El folleteo. Si es por detrás, como en Juego de Tronos, mejor

ikipol

TETAS

D

El artículo da un poquito de grima.

"En el siglo pasado, los espectadores de series reconocían a los héroes y a los villanos"

En el siglo pasado se hacían series tan buenas o mejores que las que se hacen ahora, nadie ha inventado nada nuevo en televisión en este siglo, ni los personajes ambiguos, ni los flashbacks, ni las superproducciones.

No se de dónde sale esta gente que se piensa que las series empezaron con los Soprano. Que se coja alguna serie de la BBC de los setenta, todo esto es falta de cultura general.

KrisCb21

Porque son arquetipos, aunque han hecho más compleja su personalidad. Tienes que sentirte identificado (o identificar a gente de tu entorno). Un malo, ya no es malo porque sí, hasta te puedes identificar con él.

Gandulfo86

En el caso de los personajes porqué casi todos son antihéroes. Más humanos, menos perfectos, con múltiples motivaciones y sobre todo se debe a la labor de guiones bien elaborados (en la mayoría de casos) y un buen desarrollo de los recursos narrativos y sobre todo originalidad.