Publicado hace 1 mes por Asther a domus-romana.blogspot.com

Desde la fundación de Roma todos sus gobernantes contribuyeron a aumentar el número de ninfeos y fuentes públicas para abastecer de agua a los ciudadanos, embellecer la ciudad y servir de propaganda para el emperador o para las elites sociales.

Comentarios

arturios

No como ahora, que las élites lo único que hacen es parasitarnos a todos sin dar nada a cambio.

Deckardio

#1 De hecho la arquitectura y el equipamiento públicos también es política. Que en muchos lugares falten bancos, árboles y fuentes es para que, entre otras cosas, gastemos en el bar cc #2

arturios

#3 lo se, y va a entrar en un bar su puta madre, yo, por mi parte, llevo tres décadas de boicot total, a los hostieleros ni agua.

OdaAl

#SPQR Más fuentes públicas es lo que hace falta