CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN
10 meneos
94 clics

La normalidad en salud mental

Cuando alguien lleva a cabo una acción agresiva solemos considerar que es una persona a quien “se le fue la olla”, “le falta un hervor” o bien que “tiene una tara” o “está trastornado”. Un ejemplo común: se perpetra un acto violento y el vecino del 5º reitera que el supuesto responsable parecía una persona normal. Pero, ¿qué nos está diciendo el del 5º sobre la normalidad aparente? Que estaba adaptado al contexto social -la comunidad de vecinos, el barrio, la ciudad…-, que actuaba como la norma de la totalidad del grupo de referencia.

| etiquetas: normalidad , salud , mental
Había leído la normalidad del sexo anal. Creo que debo estudiar más y ver menos porno.
comentarios cerrados

menéame