Hace 5 años | Por tiopio a eldiario.es
Publicado hace 5 años por tiopio a eldiario.es

Cuando el dictador Benito Mussolini llegaba a su tierra natal, el faro de la fortaleza de Mendola se encendía para anunciar su presencia, una luz apagada en democracia y que ahora quieren activar como reclamo turístico, lo que ha generado críticas. La idea, reconoce Zattini, ha suscitado todo "un clamor" dadas las connotaciones de encender el faro, pero ha asegurado que su intención "no es ni de derechas ni de izquierdas, solo recuperar algo bello" pues, dijo, "la historia es la que es y nadie puede borrarla".

Comentarios

Pirostido

Nostalgia del fascismo. Siguiente pregunta

Pezzonovante

Drone Rocca delle Caminate

alexwing

Vaya, yo pensaba que el faro de occidente era nuestro Paquito.