CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN
210 meneos
7357 clics
Un ejemplo extremo de honor y humanidad durante la Primera Guerra Mundial

Un ejemplo extremo de honor y humanidad durante la Primera Guerra Mundial

El piloto alemán de combate Gustav Rödel, que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial en la Luftwaffe, repetía una y otra vez a sus subordinados: Para sobrevivir moralmente a una guerra se debe combatir con honor y humanidad; de no ser así, no seréis capaces de vivir con vosotros mismos el resto de vuestros días. Y ambos requisitos, honor y humanidad, se dieron en esta historia de la Primera Guerra Mundial, donde se vieron implicados el capitán del ejército británico Robert Campbell y el mismísimo Káiser Guillermo II.

| etiquetas: primera guerra mundial , ejemplo , extremo , honor , humanidad , r. campbell
91 119 0 K 310
91 119 0 K 310
Bueno, en España también se han dado casos, incluso más extremos, como los presos que pidieron salir a combatir el 2 de mayo contra los franceses y, una vez finalizados los combates, volvieron a la cárcel.

www.curistoria.com/2008/01/los-presos-en-el-2-de-mayo-de-1808.html/amp
#10 Al leer esto también he pensado en esta historia de estos presos que regresaron a la cárcel después de combatir contra los franceses. La escuché en el podcast de de Memorias de un Tambor sobre el 2 de mayo y me dejó perplejo del concepto de honor que tenían unos presos por delitos comunes. Eran otros tiempos.
memoriasdeuntambor.com/dos-de-mayo-de-1808
Honor y humanidad. 13 millones de muertos.
#2 En aquella época, lamentablemente, tenían otro concepto distinto sobre las guerras, creo.
#5 Tenían otro concepto de la guerra sí, como algo honroso y "bien visto". Pero todas las armas nuevas introducidas, que permitieron las matanzas masivas hicieron cambiar el concepto de guerra.
#2 Sí sí, las guerras no son buenas. Pero una cosa no quita la otra.

El titular no es "La primera guerra mundial : un ejemplo de honor y humanidad"
De cierto modo es triste que ese ideal caballeresco haya desaparecido en gran medida, pero siempre viene bien ver cosas así de vez en cuando.
#7 Sigue existiendo, pero hora se le llama masculinidad toxica :troll:
#8 jajaja, si tuviera suficiente Karma te votaría positivo 2 veces jajaja
#8 Chivalry isn´t dead
Supongo que de no volver las consecuencias las hubieran pagado otros también.
Por aquel entonces la palabra de un caballero era su honor, lo era todo.
Humanidad a un oficial. Que hubiese sido un soldado raso a ver que pasaba.

Cuando estaba haciendo el servicio militar obligatorio en España los mandos, sobre todo los cabos primero reenganchados y los sargentos, nos trataban como una mierda, así que no me imagino cómo sería en la época de la Primera Guerra Mundial. Una vez, una mierda de tío cabo primero facistoide franquista analfabeto borracho que no tenía ni media torta me dio una patada. Sin embargo los mandos de capitanes para arriba nos trataban más o menos bien.

Más que un soldado yo me consideraba un esclavo secuestrado para trabajar gratis durante un año. Bueno, me parece recordar que nos pagaban unas pesetas que no daba ni para pipas.
“¿Conoce los caballos lepizanos? Son españoles. Su programa de adiestramiento es de una simplicidad brutal. Si le mete un electrodo por el culo conseguirá que un caballo reparta cartas.”
La historia cíclica que emocionó a spielberg
La Guerra de trincheras, la más terrible que ha habido, debe de referirse a los oficiales de alta graduación.
#4 que aunque estuviesen en trincheras, no hubo problemas en usar gases contra ellos. Por ejemplo el gas mostaza
Ellos lo llaman honor. Yo lo llamo indefensión aprendida.
#1 Pues no, el Kaiser no tenia porque haber atendido la peticion de un soldado enemigo y el capitan no tenia porque haber cumplido su promesa y regresar a un campo de prisioneros.

menéame