Hace 1 mes | Por blodhemn a publico.es
Publicado hace 1 mes por blodhemn a publico.es

Nuevas pruebas del pasado nazi de los Lipperheide, ex directivos del Banco de Vizcaya cuya fortuna creció a la sombra de Hitler. En un escrito dirigido al canciller Alberto Martín Artajo de Enrique Pla y Deniel, cardenal, arzobispo de Toledo y primado de España insinuó que un católico tan comprometido con su fe como Federico no podía ser el peligroso criminal que las fuerzas aliadas habían incluido en su lista de 104 nazis reclamados a España. Idéntico argumento había sido usado anteriormente, para sacar de ese inventario a su hermano José...

Comentarios

Peybol
editado

#1 Los valores de la santísima iglesia católica apostólica y romana son los económicos. Los otros son de pobres y meapilas que se creen lo que predican.

Y normalmente los que les favorecen son los cristofachas que creen que su religión es la única y verdadera. Los talibanes que critican a los otros talibanes.

LaResistance

#5 Fue Churchill el que defendió no entrar en España en la conferencia de Potsdam.

Supercinexin

#10 Era un hombre altamente inteligente. Soy muy muy fan de Churchill.

LaResistance

#12 Tonto no era, pero tenía una moralidad más que dudosa.

Benu

Tanto el Vaticano como Franco estuvieron detrás de la ruta de las ratas que permitió a miles de nazis huir a Sudamérica, sobre todo a Brasil y Argentina. Ahora que se van a liberar archivos igual sale algo.

p

#4 EEUU directamente los indultaba y reclutaba, sobre todo si eran científicos, si lo eran lo de ser nazis era irrelevante

J

Friedrich Lipperheide Henke, nacido en Renania, Alemania. Vasco puro.

c
editado

#6 los de Bilbao nacen donde les da la gana. En este caso, un poquito a las afueras

w
editado

#6 ya, la noticia chorrea sensacionalismo. Como son malos, son "vascos". Si fueran buenos, estarían etiquetados como españoles. Se les ve el plumero, a los autores del panfleto.

Jesulisto

Los criminales se terminan apoyando unos en otros.

boodix

La historia parece redactada por un aspirante a mal escritor. Es como si yo titulase un artículo “Gracias a Hitler me compré la casa” y escribo el mismo artículo pero al final le pongo un párrafo donde el BBVA me da una hipoteca y me entregando a los Aliados por haber financiado el Zyclone B