Hace 2 meses | Por calaña a revistagq.com
Publicado hace 2 meses por calaña a revistagq.com

Su Airness se convertiría en la figura de la empresa en los años 80, creando su propia línea de calzado y superando las expectativas que ni el más entusiasta ejecutivo de Nike creía cuando se acercó a la leyenda de los Chicago Bulls. Lo que comenzó como una apuesta para ambas partes se convirtió en uno de los negocios más exitosos de la historia, y los resultados fueron visibles desde el principio.

Comentarios

berkut
editado

Impresionante. Lo que puede llegar a hacer el marqueting.

Por cierto, alguien sabe si en estos casi 40 años Nike ha llegado a producir en suelo USA alguna zapatilla Air Jordan?

calaña
autor

#1 lo que pasa ahora con las Jordan es una auténtica locura. Todo dios, hasta el que no lo ha visto jugar quiere una Jordan. Yo siempre querré las V, las VI y las VII, pero es más nostalgia que otra cosa. Bueno, eso y que son unas zapatillas suoerguapas. Pero dudo que me vaya a gastar el pastizal que valen nunca. De todas formas, Jordan fue un atleta global. Si no has visto The last dance, te lo recomiendo.

Fibergrann
editado

Un marxista debería explicar por qué darían mucho menos dinero por un camiseta con el nombre de otro compañero de equipo o del mío si cuesta exactamente el mismo trabajo fabricarlas.

Machakasaurio

#3 un marxista te explicaría por que el estado debe topar el precio de la camiseta, precisamente por que cuesta el mismo trabajo fabricarlas.
Lo que encarece la camiseta no es el nombre, es el copyright(y si no mira las copias chinas y me cuentas si se aplica lo que dices...).
Y creo no recuerdo el capitulo del Manifiesto donde cantaban las alabanzas del copyright y el "libre" mercado, tu?
Por que para afirmar lo que afirmas, te habras leido el Manifiesto, verdad?
Independientemente de tu ideologia, es eso o admitir que eres un bocazas que habla de algo sin haberlo leido...
tu mismo