Hace 1 mes | Por Dalit a naiz.eus
Publicado hace 1 mes por Dalit a naiz.eus

José Antonio Sáenz de Santa María, el general de bien poblado bigote y cara de muy mala leche que fue director general de la Guardia Civil se alistó voluntario con 16 años en el ejército franquista, y sabía perfectamente, debido a su larga experiencia, que el nervio de la guerra ha sido y será siempre la información. También conocía el método más expeditivo para conseguir dicha información. Sobre todo, porque desde 1949 coordinó la represión contra la guerrilla antifranquista, el «maquis». Una represión implacable

Comentarios

Dalit
autor

Bueno, envié esto para

Senaibur

El apellido me suena, pero ahora no caigo

zogo

¿Los servicios secretos franceses no dinamitaron un barco de greenpeace?

Tan buenos, no serán.

No estoy justificando la tortura, ni se me ocurre.

Dalit
autor

#3 Sí, hay mierda para repartir entre (casi) todos los países de la UE