Hace 6 años | Por gaurwath a politikon.es
Publicado hace 6 años por gaurwath a politikon.es

Nuestro país cuenta con una de las tasas de temporalidad más altas de la OCDE. El contrato eventual es una de las principales formas de contratación desde la generalización de su uso a partir de la reforma laboral de 1984. Una de las cosas que llama la atención es el hecho de que en un panorama laboral tan dramático, los agentes sindicales no hayan ejercido un papel proactivo para tratar de proponer medidas que cambien radicalmente esta situación. ¿Por qué sucede esto?

Comentarios

D

Que se fueron a una mariscada y han muerto de un ataque de gota.
Ni están, ni se les espera.

dphi0pn

¿Y que les pasa a los españoles?
Derechos vilipendiados, rebajas salariales, reformas laborales con modificaciones de las condiciones y
¿Siguen votando al PPSOE?

A lo mejor es que son gilipollas ¿No han pensado en esa posibilidad?

eltiofilo

De los sindicatos se puede hablar largo y tendido. pero aquí tenemos de nuevo a los chicos de Polítikon intentando echarle la culpa a los sindicatos de que no queramos su "despido único". Los comentarios que me preceden por supuesto reproducen el argumento estandar aunque no tenga mucho que ver con lo que dice el meneo.

dphi0pn

#10 Sobradamente preparados tontos

f

En España hay sindicatos?

Peka
editado

#1 Si, un monton: CGT, CNT, ELA, LAB, ESK,...

No confundir con CCOO y UGT.

marioquartz

#3 Exacto los primeros no los conocen ni su madre y no representan a nadie y no negocian nada y los otros dos si representan y si negocian.

Es muy sencillo dar gritos, pero negociar es que lo que no hacen tus queridos sindicatos amados es difícil.

Peka

#11 Pues debes vivir en una cueva.

CGT: Cuenta con alrededor de 80.000 afiliados, y representa a alrededor de dos millones de trabajadores.
CNT: Tiene miles de afiliados, pero no delegados, no creen en que un trabajador tiene que tener mas derechos que otro.
ELA: Sindicato mayoritario en Euskadi, mas de 100.000 afiliados.
LAB: 45.000 afiliados

marioquartz

#14 ¿Y que han negociado aparte del alquiler de sus locales?

Peka

#15 Pues hasta la reforma del 2012 del PP todo donde estaban representados.

Lo que quiero decir es que hay opciones, no solo hay CCOO y UGT.

D

Que nos creímos que funcionaban solos y los abandonamos.

M

Los sindicatos (mayoritarios) necesitan otra limpieza a fondo tan grande (al menos) como la política.

JackNorte

Los sindicatos se vendieron desde hace tiempo segun algunos sindicalistas , algunos aun son independientes pero con poder anecdotico.

Pero siempre dira que ellos son los que luchan y los defendera pero aqui estamos , conozco pocos sindicalistas que esten en paro y los que estan son de base y reniegan casi del sindicaton al que pertenecen o pertenecian.

Pero la coletilla es la de siempre el sindicalismo en España no existe porque la gente no se afilia.

Yo me afilie para lo que se afilia alguna gente para conseguir ventajas en empresas para trabajar, para eso sirven los sindicatos en algunos sitios si no eres de tal no entras. Pero el problema es que la gente no se afilia.

Nokias

Defendiendo los derechos de ciertos trabajadores

Ivann

Debemos empezar a ver el sindicalismo como lo era en sus inicios. Un sindicato es la unión y fuerza de los trabajadores. Si delegamos nuestra responsabilidad en terceros, se acaba el sindicalismo.
Hay que entender que un sindicato es la herramienta, pero la fuerza es de los afiliados.

En CNT, a diferencia de lo que dice el compañero acarazo, se implican los afiliados, se practica el apoyo mútuo y la autogestión. Se lucha, se negocia, se gana... Mucho más de lo que se pueda pensar. Y entre iguales, sin horas sindicales, sin subvenciones. Porque la lucha entre iguales, debe ser la razón de ser. Si tocan a una, tocan a todas.

Pero mientras la sociedad nos dejemos llevar por la tv, delegaremos, y los "sindicatos" que tiene subvenciones del estado, serán los responsables de "luchar" contra él.

Saludos.

Peka

Por que hablais de LOS SINDICATOS cuando quereis decir 2 sindicatos.

D

Son mercenarios rehenes de sus amos, la patronal y el gobierno.