Hace 7 días | Por Maverick89 a generacionbeta.es
Publicado hace 7 días por Maverick89 a generacionbeta.es

Recordar a Andrés Iniesta anunciando Kalise forma parte de la historia más terrible de la televisión, pero peor fue escuchar su voz en la película ¡Piratas! (2012). Son muchos los famosos que han prestado sus voces a títulos que destrozaron por completo los filmes...

Comentarios

Maverick89

#4 Jajajajaja, destrozó Paul, aunque la peli era bastante floja, pero creo que se le da mejor hacer de actor porno de sex-tape.

Ben_Really

#7 Y no olvidemos que dobló también al osito Ted, esa comedia inexplicable realizada por Seth MacFarlane.

Ben_Really

#4 Da igual que pidiera perdón, el mal ya estaba hecho.

Espiñete

#4 Ni olvido ni perdón.

Maverick89

#11 Dicen que pidió perdón por lo visto, según comenta en el sitio éste. Yo no lo he visto, pero con pedir perdón no es suficiente para tanto mal hecho.

Maverick89

#25 Jajajajajajaja. Algo es algo. Hay otros que ni de lejos los verás pedir perdón, y eso que este tío tampoco es que sea santo de mi devoción.

Urasandi

#4 Pues anda que el payaso de Mario Vaquerizo en "Cavernícola"... Hizo que la borrase y me bajase un doblaje latino.

Maverick89

#18 Tú no has escuchado a Nobita mayor entonces. lol

Urasandi

#20 Si: gomitivo.

Pero mira que Aardman...

E

Aquí lo de los doblajes de famosos, más allá de poder llevarlos al Hormiguero de entrevista, no tiene ningún sentido. Nunca he conocido a nadie que llevase a los niños a ver una película infantil porque saliese un futbolista o Alaska doblando a un personaje, y el resultado siempre es un desastre.

En Estados Unidos tiene algo más de sentido, porque construyen el personaje a partir del famoso en cuestión, pero aquí siempre es un disparate. Solo recuerdo que consiguiesen vender Austin Powers en España gracias al doblaje de Florentino.

#9 y normalmente mejor pagados que actores de doblaje profesionales

Alt126

#9 Pero Flo ya era "actor", no un actor al uso, de tele o de teatro, pero al fin y al cabo cuando empezó en la tele lo que hacía eran personajes, falsas imitaciones llevadas al extremo.

No era actor de doblaje, pero como mínimo no era un famos que jamás había visto un micro o un guión.

OniNoNeko_Levossian

¿Como Verónica Forqué en el resplandor?

Un_señor_de_Cuenca

#1 Al menos era actriz.

Maverick89

#6 Eso por descontado. lol

E

#3 Para alguien de fuera que no habla el idioma siempre es difícil decidir acerca de la calidad de un doblaje. En videojuegos se ve bastante, porque escogen a dobladores con nombres hispanos para doblar a personajes que hablan en español, y alguno, por muy hispano que sea de nombre, se nota que el idioma no lo habla habitualmente, y al final quedan doblajes muy graciosos que suenan como el text to speech del móvil. Lo grave es que estoy hablando de títulos grandes de compañías como UbiSoft, y no de juegos indie enanos.

jobar

#15 Bueno creo que los de "Me estás nombrando virreina" eran españoles españoles:

Alt126

#16 Pero en ese doblaje debían ser todos "amigos de" (y no precisamente amigos de un actor de doblaje) o lo encargaron a un instituto para que lo hicieran en las clases de "expresión" porque es mas malo que pegarle a un padre con un calcetín sudado.

E

#16 Ya, pero ese seguramente sería el mítico doblaje al español a precio de saldo sin nadie al volante. Como en el Fallout 3, que no llegaban a nada parecido pero sí que escuchabas varias veces a los mismos actores haciendo diferentes papeles a base de cambiar la entonación, y a veces rozaba lo paródico.

Lo que yo digo pasa en el doblaje original de juegos, no en la traducción. Y bueno, no solo juegos, que en Breaking Giancarlo Esposito de español iba justito.

Urasandi

#3 Creo que el Stanley buscaba voces parecidas a las originales en cada pais de doblaje. Si, la cagó.

E

#1 No, si no me equivoco, eso fue Kubrick, que quiso elegir doblajes sin conocer los idiomas e hizo elecciones un tanto extrañas. Al menos es lo que leí hace años.

Darvvin

No sabía que la simplicidad del doblaje tuviera problemas. Al fin y al cabo, se trata de adormilar el cerebro: no puedo leer y ver la peli a la vez; los dobladores son mejores que los propios actores; no entiendo lo que dicen...

A lo mejor está en la naturaleza humana el discutir. Incluso con la insignificancia del imperativo necesario de doblar una obra cinematográfica.
Menos mal que a los cuadros no los doblamos añadiendo pandereta si está en España, un burka si está en Barcelona o una baguette si está en Francia.