OCIO, ENTRETENIMIENTO, HUMOR
42 meneos
744 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

El día que Reagan prohibió Rusia

Fue una broma, sí, pero de muy mal gusto y en plena Guerra Fría. En 1984, el entonces presidente de los Estados Unidos probaba su micrófono antes de una intervención radiofónica pronunciando las siguientes palabras: «Compatriotas americanos, me complace anunciar hoy que he firmado una ley que prohibirá Rusia para siempre. Comenzaremos a bombardear en cinco minutos». La grabación trascendió, aunque afortunadamente no llegó a emitirse, y en Moscú no hizo mucha gracia. A veces las palabras son tan peligrosas como las armas.

| etiquetas: curiosidades , wikipedia , reagan , juego de tronos , corea del norte
28 14 12 K -8
28 14 12 K -8
Me interesa mucho la foto.
Jajjaaj, troll de troles este Reagan, me extraña que tenga tan mala fama en menéame.
Los soviéticos tenían mas miedo a yankilandia, y con razón. Si no les hizo gracia es porque mancharon los calzoncillos :troll:

#4 Acojonado me quede el otro día al ver un ranking donde lo pone como el 3º mejor presidente de yankilandia :shit:

Supongo que con Bush Jr. gano muchos puntos.
Si esperais mas información que la que hay en la entradilla sobre ese hecho no os molesteis en hacer clic en el enlace.
#6 Además todo el mundo sabe que prohibir Rusia es algo imposible. Si fuera algo como prohibir el color amarillo o el olor a tierra mojada todavía.. En fin, americanos...
¿Para que contar una sola historia bien pudiendo contar siete mal?
Tomarse a broma la guerra fría enfrascado en ella es tan americano que comprendo ahora como Turquía hace lo mismo tras el incidente donde están a un paso de la guerra. ¿Quién se cree esta gente para hacer lo que hace?.
#1 Generlamente suele ser la gente que vive muy calentita y alejada de la guerra. A veces incluso con poder para enviar a miles a morir por sus carteras. Hasta que pierden...
#1 Porque tu te lo crees. En ocasiones la guerra está mucho más lejos de lo quieren mostrar para tenerte acojonado.
comentarios cerrados

menéame