Desde el inicio de la estrategia de devaluación interna, los titulares de la prensa y las voces complacientes con la política del gobierno están poniendo el acento en la mejora de nuestro saldo exterior como síntoma inequívoco de la mejora de la competitividad española. Sin embargo, una revisión histórica de las tendencias en relación con el comportamiento de nuestro sector exterior nos muestra que, con ser positivo ese comportamiento, no todo son luces en el mismo.

Comentarios

f

Relacionada






Hace 8 años | Por href="/user/angelitoMagno"
data-toggle="popover"
data-popover-type="user"
data-popover-url="/tooltip/user/angelitoMagno">angelitoMagno

a
href="/go/link/2163783"
target="_blank">rtve.es







Publicado hace 8 años por href="/user/angelitoMagno"
data-toggle="popover"
data-popover-type="user"
data-popover-url="/tooltip/user/angelitoMagno">angelitoMagno
a href="/go/link/2163783" target="_blank">rtve.es





El Banco de España estima que el PIB creció un 0,4% en el primer trimestre del año 2014. De confirmarse "situaría por primera vez la tasa interanual también en terreno positivo (0,5%), tras nueve trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas". Los datos avanzados por el organismo señalan que las exportaciones pasaron de crecer un 0,8% intertrimestral a finales de 2013 a caer un 0,6% entre enero y marzo de 2014. La caída es aún mayor en las importaciones, que duplican su caída respecto al periodo anterior: de -0,6% a -1,2%.