Hace 6 años | Por maxklein a guerrasposmodernas.com
Publicado hace 6 años por maxklein a guerrasposmodernas.com

En una época en que el activismo ha sido sustituido por compartir en el muro de Facebok, retuitear y los hashtags no hay forma de alcanzar distinción compartiendo contenido político en Internet cuando todo el mundo lo hace. Así que la búsqueda de la distinción lleva a buscar mensajes únicos. “¿Qué hay del atentado en Beirut?” preguntaban quienes no sabrían responder si Hezbolá es un partido islamista sunní o chií. “¿Qué hay del dolor de las víctimas nigerianas?” reclaman quienes serían incapaces de situar el país en un mapa.

Comentarios

F
editado

Esta bien pensado, pero no logra desprenderse el autor de su tendencia castigadora a todo aquel que piensa distinto a el mismo, los agrupa a todos y magia, crea un grupo social donde lo que hay es individuos únicos que a veces conciden; sólo que no siguiendo las corrientes oficiales, aquellos que como el autor son apologetas de la oficialidad , que cosa más inútil, los interpreta como consecuencia de la "innoble" causa de no querer ser ganado conducido.

D

¿Licenciados con postgrados e idiomas que no saben situar a Nigeria en un mapa?

D

Yo creo que también tiene mucho que ver el complejo de superioridad moral. El hipsterismo es la nueva "nobleza" que intenta diferenciarse del pueblo llano intelectual, cultural y moralmente. Lo que se viene llamando ahora "postureo". Suníes y chiíes llevan dándose leña durante siglos, pero la culpa la tiene EEUU; todos los transgénicos son malos; la borregada usa Windows, así que me compro un Apple porque Linux es para pobres; La Oreja de Van Gogh es una mierda porque le gusta a mucha gente. Los más clasistas dándoselas de progres y reaccionarios.

#1 Si tan raro te parece, pásate por una facultad de ingeniería. O de magisterio.