Hace 1 mes | Por Froku a xataka.com
Publicado hace 1 mes por Froku a xataka.com

El Sadar, el estadio de Osasuna, es conocido por su atmósfera intensa, casi infernal, que intimida a cualquier rival, por grande que sea. Y desde una de las últimas jornadas de la temporada pasada, también por ser el primer estadio de España que permite el acceso de sus socios vía reconocimiento facial. Entran mirando a uno de los tótems habilitados por el club, previo registro de su cara en la aplicación oficial, y listo. Sin papeles, sin tarjetas de plástico, sin QRs, incluso sin el móvil.

Comentarios

shem

#1 Estás entrando en un estadio lleno de cámaras, siendo socio y por tanto habiendo dejado tu dirección, DNI y, posiblemente, una foto... tu preocupación por tus "datos biometricos" porque se abra una puerta usando tu cara es enternecedora.

ipanies

#4 También es verdad

N

#1 "La ciudadanía está aceptando unas cosas últimamente que me dejan acojonao"
Efectivamente, y todo por la 'comodidad' de no tener que llevar el carnet, la tarjeta de crédito (pago contactless con el teléfono o reloj) o lo que sea. La persona de 'a pie' no es consciente del coste de su privacidad lo que implica. Basta ver lo que sucede con cualquier usuario de teléfonos móviles standard (y si es una persona mayor ni te cuento): a todo le dicen 'aceptar', y les empizan a salir notificaciones, avisos de infeccion (rollo pop-up de lo snavegadores de los 90) y se lía parda.

alfema

#1 no guardan tu foto, sino una firma (hash) de la misma generado con un algoritmo propio.

J

Yo hace muchos años también he entrado en algunos estadios por la cara.

Eibi6

Uff no podrán compartir carnet

tiopio

By the face.

Maño

Queremos un avión en el Sadaaar.
Queremos un avión en el Sadaaaaaar .

pirazzi17

Si bien me genera cierto rechazo tendencias como esta encaminada al fin de la privacidad, como aficionado a cierto club verdiblanco de la ribera del Guadalquivir, he de decir que el nivel de la tajada y cocimiento con el que entra el personal al estadio va cada año a más. Pero vamos, que seguro que hay un punto y medio entre esto y algo de control. Difícil cuestión.

Esto la putada que tiene es que cuando quieran entrar dos gemelos al segundo no le dejará porque le dirá que ya está dentro.

(pido perdón, no volverá a ocurrir)