Hace 2 meses | Por Vrygtyp a publico.es
Publicado hace 2 meses por Vrygtyp a publico.es

Más de 150 trabajadores despedidos y 42 en ERTE a la espera de una autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), del Ministerio de Sanidad, para poder vender su primera cosecha de cannabis medicinal, obtenida de un cultivo de 9.000 plantas. Ese es el panorama de la empresa Ondara Directorship, propiedad de un fondo inversor de EEUU que adquirió en Garray (Soria) el que entonces era el mayor y más moderno invernadero de Europa dedicado al cultivo de rosas.

Comentarios

ChesterCopperpot
editado

En España, los emprendedores se ahogan entre protocolos, papeleos, trámites y burocracia. Y así nos va...

fofito

#1 Ondara Directorship, propiedad de un fondo inversor de EEUU... emprendedores,ejem ejem

ChesterCopperpot

#3 Quería decir "empresarios".

fofito

#4 fondo de inversor de EEUU... empresarios,ejem ejem

ChesterCopperpot

#5 Deje usted de tocarme los huevos, caballero.

C
editado

#6

founds

#1 y eso que podíamos ser lideres, si dejaran a los de aquí hacerlo y no a los de fuera, podriamos quitar las mafias e ingresar un buen dinero para que dejen de quemar los servicios públicos. Al final perdemos el tren

Alakrán_

Una empresa de un fondo de inversión USA, tengo claro que ya hemos perdido en la carrera del cannabis comercial, aunque sea CBD, y todo por ser muy atrevidos con unas cuestiones, y muy cobarde en otras, cuando finalmente el cannabis sea legal en España, que lo será, vendrán de fuera a explotarlo las empresas con el conocimiento, las redes, y el dinero.

HijosdeKroker

Burocracia mal

Mosquitocabrón

Para los que no lo sepan, Garray es la antigua Numancia, muy interesante la visita.

T

Empresarios novatos que no tienen claro a quién hay que untar.

Darknihil

#2 publico.es

Aqui ya te dan algunas pistas de lo que pasa:
Y hace sólo dos meses, semanas antes de la operación policial que desmanteló las instalaciones de J&J Devices, la firma luxemburguesa había firmado un contrato con una empresa propiedad de un miembro de la familia Cruyff, un nieto del que fuera entrenador y jugador del Barcelona FC, para suministrarle en exclusividad varias genéticas de Devices para elaborar productos de CBD. Pero los Cruyff no son los únicos personajes conocidos que salen a relucir en esta historia. Cuando se difundió la nota de prensa de la operación policial contra el tráfico de marihuana en el Maresme, El País públicó que una de las naves intervenidas, ubicada en el término de Pineda de Mar, era propiedad de la familia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, que la tenía alquilada a uno de los detenidos

T

#9 Yo no digo nada y te lo digo todo.