ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD
61 meneos
205 clics
El chantaje del trabajo, el Carnaval de Cádiz y la banalidad del mal

El chantaje del trabajo, el Carnaval de Cádiz y la banalidad del mal

La normalización de la industria de guerra y la incapacidad de pensar que se podría asegurar la vida de las personas paradas de otra forma que haciéndoles trabajar en esos barcos no es casualidad. Solo es posible si se aceptan los supuestos del bienestar y del crecimiento. Una ideología que dura más de siglo y medio, que sigue gozando de un consenso casi unánime y que atraviesa de la misma forma paradigmas supuestamente tan diferentes como el liberalismo económico, la socialdemocracia y el marxismo.

| etiquetas: decrecimiento
46 15 2 K 238
46 15 2 K 238
Artículo para leer con las gafas de pensar.
Cuestiona una de las bases del pensamiento social: el trabajo asalariado y como condiciona nuestra vida. Hasta el punto de que nos resulta irrelevante que su producto sea totalmente indecente o sucio. Al fin y al cabo tenemos trabajo....
#7 Podemos extrapolarlo a la comida basura, o a la chuchería basura que nos viene mayormente de oriente o a la homeopatía. Efectivamente, es el sistema y da igual lo que se fabrique mientras eso se compre por muy pernicioso que sea. La resistencia a no aceptar ciertos productos choca con la sacrosanta libertad de mercado. Regulémoslo entonces y pongámosle el cascabel al gato.
Este artículo es un soplo de aire fresco. Era aterrdor ver el discurso de los puestos de trabajo justificando armar a un régimen teocrático medieval que está cometiendo un genocidio en Yemen. Y todo el mundo asintiendo como putas, vendidos de mierda todos.

Esos "trabajadores" son cómplices, por mucho que se quieran lavar las manos.

Aunque el artículo afina el tiro, el problema es sistémico. Y de falta de ética en la sociedad contemporánea.
En los países donde el gobierno es marxista no hay industria de guerra, ¿verdad?
#6 Si te lees el artículo lo explica.
#8 eso es de parguelas
#15 Te juro que miré por encima en la wiki precisamente para no confundirme, y vi filósofa, origen judío, adquirió la nacionalidad estadounidense...
#16 No passsa nada. Yo meto la pata 99 de cada 100 veces que hablo o escribo :-D
#4 Hum... juraría que confundes a Hannah Arendt con Ayn Rand. Es más o menos como confundir a Aristóteles con Josemi Rodríguez-Sieiros.
#12 jajajaj cierto! pa habernos matao :-D (Pero joer, los nombres se parecen :-P )
#14 Pues ahora que lo dices, hay un aire xD
A legalizar la hierba ya hombre! No se a qué están esperando! A cambiar bombas por flores! que seguro que íbamos a vender muchas más y crear muchos más puestos de trabajo!

Salud y Excelentes humos hermanos!
Está bien visto vender bombas que serán disparadas desde las corbetas gaditanas saltándose el embargo de armas y los tratados internacionales pero al resto de infelices que no se les ocurra plantar maría...
#5 No sé, como digo, no he leído ese libro, yo me quedo con estas frases:

¿Hasta cuando no vamos a denunciar la falsedad de que la miseria en el mundo es la consecuencia de que no se crece lo suficiente, de que no se trabaja lo suficiente?

Porque hay otros sueños, otros mundos posibles. Abrirse a pensarlos, sin embargo, requiere primero comprender que toda sociedad basada en la industria a gran escala y la producción en masa (pública, privada o mixta) produce, antes que cualquier cosa,

…   » ver todo el comentario
Pobre Hannah Arendt...
#1 No veo relación
#2 Pues lea lo que envía. 8-D
#3 Hombre, reconozco que no sé prácticamente nada de Hannah Arendt, pero lo poco que he leído (en memes) me da la impresión de ser ultraindividualista. Esto está visto desde una perspectiva social.
#4 La banalidad.... es un meme constructivo. Usarlo para cualquier cosa tiene el mismo valor que la opinión del autor sobre las berenjenas de Almagro. 8-D
#1 #2 Pues yo siempre entendí que la banalidad del mal describía la circunstancia de gente que se centraba en tareas que servían para que el genocidio funcionara correctamente, sin pensar mucho en el objetivo final de sus trabajos.
¿Es posible pensar que un algoritmo que desarrollas para mejorar un proceso industrial sirva para hacer el mal porque alguien lo compró para mejorar un proceso en su fábrica de armas? Esto es la realidad. Si se permiten las fábricas de armas, seguro que esas fábricas llaman a otras empresas para arreglar y actualizar máquinas y robots industriales. Existen muchos proveedores que trabajan con ellos. Esa es la realidad. ¿Quién tirará la primera piedra?
La venta de armas a países en guerra no es compatible con el marxismo. Este es el típico artículo de "todos son iguales" escrito desde la ignorancia del que va de intelectual y no tiene ni zorra de lo que habla. El consumismo como fin de la vida no tiene nada que ver con Marx ni con el comunismo, es pura ideología liberal capitalista.
comentarios cerrados

menéame