ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD
19 meneos
79 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

Las casas de acogida suelen ser miserables y no sabemos en qué gastan esos 4.000 euros mensuales por niño

El 30% de ellos sufren abusos sexuales en la residencia de acogida. Hay una tesis doctoral catalana que lo demuestra. Además, son niños de residencia de acogida los que murieron en Bar España o los que fueron violados en el bar Arnie de Sevilla. El fracaso escolar entre ellos se aproxima al 100. Las casas de acogida suelen ser miserables y a menudo carecen de condiciones adecuadas y de dotación económica suficiente. No sabemos en qué gastan esos 4000 euros mensuales de cada niño, pero no es en cuidarlos.

| etiquetas: derechos , infancia , asuntos , sociales , corrupción
15 4 10 K 0
15 4 10 K 0
Mi hermano es trabajador social, en un barrio además que tiene un abandono escolar tremendo, y eso que expone este señor es falaz. Los servicios sociales no se llevan así como así a los niños, es más la mayoría de veces una vez llevados vuelven con sus familias, solo en caso extremos se los quita de forma definitiva, casos extremos que incluye pornografía infantil, drogodependencia de los padres, prostitución... y ya sacar lo del caso bar España del cual no hay ni una prueba, es un poco pa…   » ver todo el comentario
#1 Se nota, leyendo la entrevista
#1 Lo que dice es directamente mentira.
#1 El problema de hoy día es haber cerrado los grandes centros públicos con instalaciones adecuadas y haber montado pisos (de gestión privada en muchos casos) donde los chavales estan amontonados y subiéndose por las paredes por no tener donde ir a jugar, y luego surgen los conflictos.
Pues hombre, el dinero se ir'a para empezar en salarios de gente que ir'a ahi' a controlar a chavales, a limpiar, a cocinar, o lo que sea. Y a infrastructuras y comida y otras mierdas consumibles, digo yo. Que tambi'en habr'a mamoneo, pero no s'e.
#2 4.000 € por persona parece mucha pasta.
Ciudado con esa fuente, no os vayáis a creer algo de lo que dicen.
Entrevista a un paranoico.
comentarios cerrados

menéame