Publicado hace 1 mes por me_joneo_pensando_en_ti a youtube.com

Viven en coches, en autocaravanas, duermen en sofás de casa de amigos o encuentran alojamiento en albergues de emergencia; cada vez hay más personas sin hogar en las sociedades occidentales ricas. Y no sólo los pobres se ven afectados, también la clase media está sometida a una presión cada vez mayor y el desempleo acecha. Inmigrantes e indígenas se ven especialmente afectados. Las condiciones socioeconómicas cada vez más difíciles en países ricos están provocando un fuerte aumento de la precariedad y la pobreza. El reportaje retrata a afectado

Comentarios

Dragstat

Tremendo y absurdo al mismo tiempo que pase esto en occidente. Fracaso de sistema, vamos para atrás.

m

#3 tu y yo vamos para atrás. Unos pocos van hacia adelante con sonrisa triunfadora.

vicvic

#6 en realidad no es así...y la humanidad en general, sobretodo en los últimos dos siglos, no ha hecho más que mejorar...

Los gráficos que muestran el avance espectacular de la humanidad en los últimos dos siglos
https://verne.elpais.com/verne/2018/01/23/articulo/1516705169_487110.html

s

Puto comunismo!!!

Oh, whait!!!

JuanCarVen

Vamos a tener que montar esos pintorescos campings de mobilehomes como en "My name is Earl.", el karma

JackNorte

Y seguiran votando lo mismo , si no han perdido ese derecho al no estar censados en una casa. Cuando las politicas hacen que pierdas tu derecho a voto quizas alguien deberia pagar las consecuencias.

Q

¿Aquí nadie ha jugado al monopoly y después ha pensado en las consecuencias del capitalismo más brutal?

Es el mercado, amigo. Eres pobre y por eso te jodes y punto. Así dicen los derecharras de condiciones privilegiadas heredadas. roll

azathothruna

Esto me hace pensar en los passport bros.

B

No sé. No debe parecerles a los pobres que la precariedad, la pobreza y el subdesarrollo en que sus propios padres les han hecho nacer sean circunstancias tan horribles, si arden en deseos y defienden como un derecho el poder hacer nacer también a sus propias proles en ellas, a que sus proles también reciban en herencia y les agradezcan esa pobreza, esa precariedad, ese subdesarrollo y ese capitalismo tanto como ellos, los pobres progenitores, los agradecen a sus padres.

Desde esta perspectiva, tener hijos es la manera más clara y evidente (más incluso que meter una papeleta en una urna) en que una persona puede mostrar su aprobación favorable del entorno económico o de las condiciones económicas en que dicha persona hace nacer a esos hijos. Pues ¿qué persona ética e inteligente haría nacer a sus propios hijos en un determinado entorno o circunstancia económica si considerase que ese entorno o circunstancia económica es horrible? Las proles, pues, son las papeletas electorales más rotundas, y por tanto las que más ambiciona el capitalismo, capitalismo que no existe gracias a los capitalistas, sino gracias a los proletarios.

El que es pobre es porque quiere votar capitalismo y pobreza, con sus votos y con su prole. Si los pobres quieren arreglar la economía con más niños y con más pobres en vez de con menos capitalismo, están en su derecho, en su costumbre y en su cultura, y se los tenemos que respetar.

Y es que el libro de los gustos está en blanco, y la convivencia en una sociedad civilizada debe consistir en que sepamos respetarnos los unos a los otros las costumbres, culturas, derechos, preferencias económicas, criterios progenitores y principios éticos de cada cual, aunque puedan ser muy diferentes a los nuestros.

Además, los pobres ya tienen que sufrir la pobreza. Sería inhumano negarles encima el derecho de ver a sus hijos sufriendo también la pobreza.

Así que no permitáis que estas noticias aporófobas desvíen vuestra atención y vuestra ética: no renunciéis a pegaros el gustazo de generar otro baby boom para hacer nacer a vuestras proles en la pobreza o la precariedad, y entregarlas al capitalismo y a la monarquía. Porque la natalidad y las pensiones lo necesitan, y porque aunque en un primer momento quizá podría pareceros mal hacer nacer a vuestras propias proles en la pobreza o en la precariedad, cuando vuestras proles alcancen la mayoría de edad también se volverán defensoras del derecho de hacer nacer a sus propias proles en la pobreza, en la precariedad, en el capitalismo y en la monarquía, a que estos hijos suyos (vuestros nietos) les agradezcan todas estas cosas, en forma de pensiones, tanto como vuestras proles os las agradecerán a vosotros, en forma de pensiones, y tanto como vosotros las agradecéis a vuestros padres, en la misma forma. Así que no hay ningún problema con que hagáis nacer a vuestras proles en la pobreza, en la precariedad, en el subdesarrollo, en el capitalismo y en la monarquía, porque vuestras proles os lo agradecerán, en forma de pensiones.

No creáis, pues, a nadie que os diga que hay una guerra intergeneracional, o que hay una guerra económica o lucha de clases.

Y recordad que cuando hacéis nacer a vuestras propias proles en la pobreza y la precariedad, no serán los ricos, el capitalismo y la monarquía los que se estén riendo de vosotros, sino que seréis vosotros los que os estaréis riendo de ellos.