Hace 1 mes | Por Malinowski a elsaltodiario.com
Publicado hace 1 mes por Malinowski a elsaltodiario.com

Los alquileres temporales proliferan en la capital catalana y expulsan a sus vecinas de los barrios céntricos. La escasa regulación de esta modalidad contractual, que no precisa de licencia turística y genera elevados honorarios para las agencias inmobiliarias, se ha convertido en el último “agujero” legal que eleva el precio de la vivienda.

Comentarios

jolucas
editado

Barcelona, Madrid,etc... convertidos en parque temático.

Fisionboy

#1 Y próximamente, Málaga.

e

El problema de una ciudad que no tiene donde crecer, montaña por un lado y mar por el otro, si no aumenta la oferta, va ser complicado reducir el precio de la vivienda.

H

Para mi, como propietario es una mierda de opción, además de poco ético, se están sacando miles de viviendas del mercado de vivienda permanente, hay que legislar para que todavía valga menos la pena, regular los precios de este tipo de alquileres y que estén más cerca de los precios regulados de los alquileres normales. Los más beneficiados tal y como dice el artículo son las inmobiliarias. Es urgente legislar porque esta es la fórmula que están utilizando para que el control de precios derive en escasez.

jolucas

#2 #3 impuestos a este tipo de expeculador, es más eficaz. Con un IVA del 50%, y se soluciona el problema.

aort

Uno de los problemas también esque, digamos, se construye demasiado "bonito". Todas las nuevas construcciones que veo son edificios bajitos, cuatro pisos, cinco pisos... Incluso varios edificios nuevos de protección.

Yo me he criado en Sant Martí un barrio masivo con bloques de 18 pisos. Ahora vivo en Gornal que viene a ser lo mismo. Decenas de edificios de 15 16 pisos y 60 75m2 de media... Todos hechos en los 60-70 del siglo pasado.

¿Por qué no se construyen viviendas más económicas y eficaces como antes? Barcelona necesita volver construir así y no perder el mismo espacio en edificios pequeñitos.

M

O se prohiben o se regulan con todas las consecuencias.



Control de ruidos incluido.