EDICIóN GENERAL
JairoWashington

JairoWashington

Corresponsal de la Agencia Efe en Washington

En menéame desde julio de 2016

8,42 Karma
5.912 Ranking
2 Enviadas
1 Publicadas
25 Comentarios
0 Notas

Hola, soy Jairo Mejía, corresponsal de la agencia EFE en Washington. Pregúntame [104]

  1. #52 Difícilmente. Aunque todo dependerá de la participación, una de las más bajas de los países de la OCDE. Muchos votantes de Trump no han votado nunca o no han tenido un papel político activo hasta ahora. Si los latinos, como se espera, se inclinan en masa por Clinton y se movilizan más de lo que lo hicieron en 2012, la candidata demócrata podría arrasar.
  1. #51 + El sistema político federal y de control entre los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo, Judicial) que inventaron está bastante bien pensado. Pese a la influencia del dinero, sigue siendo un ejemplo, en mi opinión.
    + En lo que respecta a medios, el gobierno no se mete en subsidiarlos con publicidad. Por lo que, o tienes audiencia o mueres.
    + Son más tolerantes y abierto de lo que se piensa en Europa.
    - Siguen dejando que la gran parte de sus impuestos se pierda en Defensa.
    - La laxitud en tenencia de armas es ya aberrante, después de las matanzas en lugares públicos. Pese a que hay controles, aún se pueden comprar rifles de asalto para supuesta defensa personal o ir a un show de armas y comprarlas sin pasar control alguno.
    - La segregación en las ciudades y los suburbios.
  1. #44 Perdón quise decir que no, no creo que haya restricciones. Para más información sobre cómo visitar la Casa Blanca: www.exteriores.gob.es/Embajadas/WASHINGTON/es/Embajada/Paginas/Pregunt
  1. #22 Cuando vives en EE.UU. y lo ves con ojos de extranjeros te das cuenta que Los Simpsons no exageran nada
  1. #14 En mis círculos de amigos, los estadounidenses se sorprenden que los escándalos de corrupción no hayan dañado más en las urnas al PP.
  1. #11 Si se asignan por trabajos prestados a la causa del periodismo, chapó.
  1. #59 Trabajé un tiempo en Bruselas en 2006. Los grupos de interés tienen una labor que, bien definida, es constructiva y necesaria en el proceso legislativo. El problema es cuando la familiaridad, el secretismo y el intercambio de puestos en lobbies y gobierno se confunden y extienden, y ya no es posible determinar quién es quién y quién representa qué.
  1. #47 #83 Creo que el ambiente racial no va a tener un peso grande en las elecciones por el hecho de que los afroamericanos votan de manera masiva por los demócrata y eso limita al debate y el intercambio de propuesta entre los dos grandes partidos sobre el tema. Durante décadas la policía ha discriminado y utilizado violencia excesiva contra negros y, por fin, ahora se está convirtiendo en un asuntos de debate público que afortunadamente se está traduciendo en reformas.
  1. #44 Seguro, que sí. Tienes que hablar con la embajada española para visitar la Casa Blanca.
  1. #42 #40 Obama ha sido el presidente que más dracónicas penas ha impuestos a los filtradores. Creo que muchos estadounidenses consideran a Snowden una persona que vio como se había ido de las manos el tema del espionaje electrónico y consideran que sus motivaciones fueron patrióticas. No obstante, la NSA y sus contratistas privados siguen creciendo y la capacidad tecnológica seguirá aumentando más rápdido que las leyes que los limitan.
    Sobre las últimas filtraciones de Wikileaks. Demuestran el manejo en círculos secretos de la política estadounidense. Los correos muestran a altos cargos de bancos, fundaciones o consultoras opinando sobre nombramientos o temas de gran trascendencia en la esfera pública. Las filtraciones sigue siendo una buena manera de, como decía Julian Assange, de aumentar el precio del "impuesto del secretismo", que obliga a las organizaciones políticas a ser extremadamente celosas para no verse expuestas y hasta cierto punto convertirse en ineficientes y arriesgarse a ser inoperantes si siguen por el camino de los manejos secretos.
  1. #39 Tuve la osadía de pensar que les interesaría mi opinión sobre EE.UU., el periodismo y las elecciones, por eso les propuse colaborar. La experiencia ha valido mucho la pena.
  1. #27 Desde luego que pone a los medios y a las agencias de noticias en peligro. Pero si el problema se amplía será culpa de las agencias de noticias y de los medios por no actuar y aprovechar las oportunidades que ofrecen redes sociales o agregadores como Meneamé (que tengo que decir que tiene una audiencia bien formada en informada). Los medios tienen que cambiar de la mano de la de los nuevos canales de distribución de contenidos y descubrir qué tipo de dinámicas y modelos de negocio permitirán que el periodismo crezca. Openerse a las nuevas plataformas o ignorarlas es el fin del periodismo. A lo mejor, los medios deben crear sus propios agregadores o redes sociales, invertir más en tecnología y pasarse más tiempo interactuando con sus lectores.
  1. #6 Es una buena pregunta. Sin duda, estas elecciones son especiales por tener dos candidatos con los índices de popularidad más bajos. Eso se suma a una gran polarización política en la sociedad estadounidense y una mayor desigualdad económica. Desde 2010, los republicanos han estado echando gasolina a movimientos ultraconservadores y populistas como el Tea Party y eso se ha reflejado en la elección de Trump como líder del partido. Al mismo tiempo, los demócratas se han hecho más progresistas y exigen reformas que en otros tiempos eran cosa de grupos minoritarios (como la sanidad pública o menor gasto en Defensa). Esa evolución choca con el perfil de Clinton, más conservador y alineado con las élites económicas. El gran fuerte de la política estadounidense, en mi opinión, es su pragmatismo. La ideología de los partidos cambia rápido con los tiempos y la sociedad, ya que de ello depende su permanencia en el poder. Es de esperar que ese pragmatismo lleve a los republicanos a un nuevo discurso tras Trump, más den centro en lo social y lo fiscal. Si eso no ocurre, será preocupante, porque el país se dirigirá aún más a un futuro lleno de Trumps y polarización extrema.
  1. #29 La frontera estadounidense con México, con 3.000 kilómetros de linde, es muy diferente a la frontera sur española, que recibe inmigración por el estrecho o por Ceuta y Melilla. Puedo hablar de lo que he visto. Lo que está pasando en la frontera sur estadounidense es una tragedia humanitaria a cuentagotas. Las familias centroamericanas que comenzaron a llegar en números récord en 2014 no han cesado de llegar a la frontera. Pese a ser números más bajos siguen siendo altísimos. En Reynosa (México) hay niños huérfanos o que llegaron al lado mexicano desde Centroamérica sin padres y ahora vagan por las calles o son utilizados por los cárteles. La Patrulla Fronteriza estadounidense no tiene capacidad de detener el flujo. Los indocumentados detenidos son tratados como presos. Varias personas que conocí antes de cruzar se han pasado más de un año de centro de detención en centro de detención. Se les provee ayuda jurídica de oficio y consular, pero básicamente les recomiendan aceptar la deportación, pese a que su vida corre peligro si regresan. No pueden comunicarse con familiares porque necesitan una tarjeta de crédito para hacer llamadas. En resumen, un inmigrante centroamericanos se pasa varios meses arriesgando su vida en México, para luego pasarse un tiempo indefinido en prisiones sin capacidad de defenderse de manera adecuada. Una vez deportados, vuelven a repetir la misma ruta.
  1. #15 House of Cards describe muy bien el juego político estadounidense. El hecho de que el Congreso (Legislativo) y la Casa Blanca (Ejecutivo) tengan un poder similar y que puede, de manera efectiva, frenar al otro, hace que ese tipo de intrigas sucedan todo el rato. Hay que tener aliados en todas partes, incluido entre las grandes fortunas, que son las que ponen dinero en las campañas o en los comités políticos independientes. Como todo sistema político es imperfecto y expuesto a la corrupción. Lo han intentado corregir, pero en mi opinión, el gran peligro es la gran influencia del dinero en la política de Estados Unidos. En resumen, hay mucho Frank Underwood por Washington, pero no matan a sangre fría.
  1. #16 Zordor, en Tokio escuche a muchos DJs, pero ninguno como DJ Mariano :troll:
  1. #61 R es un lenguaje sencillo si se utilizar las librerías. Los periodistas deberían aprender al menos a utilizar las más útiles para la profesión. Nunca está de más.
  1. #4 Soy joven. Desde mis tiempos de becario trabajé con internet. Recuerdo que en mi primer trabajo, escribiendo para el teletexto recibíamos la noticias de agencia por teletipo: una impresora que no paraba de imprimir noticias y que se ponía a pitar cuando había nota urgente. Era un RSS primitivo :-D . El smartphone, por su parte, si que ha cambiado la manera de trabajar en poco tiempo. Ahora podemos mandar vídeos, fotos y consultar todo tipo de información desde la palma de la mano y las aplicaciones no paran ofrecer nuevas funciones.
  1. #8 #7 Definitivamente, el futuro del periodismo pasa por los nuevos formatos y plataformas que permiten contar historias, que es a lo que nos dedicamos. Hay que dar más protagonismo y experimentar con visualizaciones, mapas, datos y números explicados de forma visual, videojuegos, vídeos, realidad virtual, crowdsourcing o bots. Algunas estrategias funcionarán y otras no, pero no se debe dejar de probar. En cuanto a la rentabilidad, a lo mejor los medios exitosos serán los que se enfoquen más en un tipo de audiencia y sean menos generalistas.
  1. #18 En Agencia Efe Internacional, que es donde yo he trabajado durante nueve años, no he recibido nunca presión alguna para no publicar un tema. Es verdad, que hay editores y cada uno tiene su visión de lo que es importante y lo que debe quedar fuera, pero en mi caso creo que nunca esas determinaciones se hicieon desde las mesas de internacional por consideraciones o presiones políticas. Efe, al ser una agencia de noticias, exige premura y concisión. Muchísimo se queda fuera, algo día lo contaré todo. :-D
  1. #10 Yo creo que el periodismo está más vivo que nunca. Como le decía a #7, está cambiando gracias a internet, pero ese cambio es una oportunidad única para darle otra dimensión a la profesión. El periodismo se está definiendo. Cierto que hay mucho clickbait, mucho titular que no tiene detrás una noticia consistente, pero es que en internet hay mucho de todo. En Estados Unidos, cada vez se hace mejor "fact-check" o contrastación de hechos de lo que dicen los políticos, lo que lleva a que éstos se lo piensen bien antes de hacer afirmaciones (a excepción de Trump). También hay nuevos medios como qz.com/ o www.vox.com/ que cuentan historias de otra manera, intentan alejarse de ruido y buscan el análisis o temas que pasan desapercibidos pero que son muy interesantes.
    Me parecen interesantes iniciativas como ProPublica o el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación para reforzar ese periodismo imparcial y de calidad. Son fundaciones, dependen de donaciones y no tienen un interés lucrativo, pero ponen en común buenas prácticas y ponen a trabajar conjuntamente a redacciones entorno a temas con el fin de sacar exponer los hechos a la luz, olvidando la pelea por la exclusividad. En España tenemos experiencias como Civio.es que van por ese camino y a los que ojalá se les dote de donaciones y fondos suficientes.
  1. #7 Hola, Diana. Yo consideró ya esencial que los periodistas aprendan, no sólo a escribir buenas historias, sino a saber extraer y manejar datos de internet. En esos datos (cada vez más en abiertos por iniciativas de Open Data y Transparencia) hay muchísimas historias por descubrir. Los nuevos periodistas deben aprender a manejar tanto una hoja de cálculo, como la buena redacción. Además, deben conocer los principios básicos que rigen internet. Deben aprender a leer y escribir en código HTML, deben saber qué tipos de bases de datos son las más útiles, deben manejar APIs o, al menos, poder explicarle a un programador en la redacción como funciona esa API y qué datos quiere extraer. Yo iría más lejos, incluso: antes de abrirse una cuenta de Twitter un periodista debe abrirse una cuenta en Github. Hay innumerables eventos y encuentros aprender (Meetups, Hackatones, etc.). Un periodista completo es aquel que puede escribir bien, pero también el que maneja algo de programación (Python, Javascript o R) y encuentra historias en los datos y sale a la calle y lo reporta.
    Además de eso, creo que la tendencia va hacia un periodista que se hace su propio nombre, su propia marca dentro de la profesión. El medio para el que trabajas da un poco igual. Por eso -al menos es la filosifía que yo me aplico-, hay que estar siempre trabajando, escribiendo y experimentando, buscándose un espacio en el que desarrollarse profesionalmente, ya sea a través de Medium, Twitter o Github.
    En parte, he sido testigo de esa evolución en el periodismo desde Estados Unidos, donde hay experiencias muy interesantes y se apuesta por ese tipo de perfiles en las redacciones. Creo que en España, hay periodistas que van por esa misma senda, son muy buenos y activos. No obstante, estaría bien ver una apuesta más decidida por ese tipo de talentos por parte de los directores de algunos medios y que se les de el espacio necesario para experimentar.
  1. #2 Antes de entrar en zaragallas, dejémoslo claro la tortilla con diez huevos y mucha cebolla. En EE.UU., en casa, claro. Como siempre nos quejamos los españoles de DC: aquí no hay "bar de abajo", ni pincho de tortilla que echarse a la boca a media mañana.{confused}
    -No cubro la Casa Blanca a diario, pero sí, he entrado en varias ocasiones. La Casa Blanca la tenemos a la vista desde la oficina de Efe en Washington y tenemos la suerte de ver las entradas y salidas del helicóptero presidencial desde los jardines, un espectáculo de película. Llevo 5 años en Washington. Es una ciudad muy cosmopolita, aunque demasiado burocrática, lo que hace que todo el mundo se dedique a profesiones parecidas y en todas partes tengan siempre puesta la CNN. Racismo? Nunca de manera obvia y ofensiva. Cuando te notan el acento en los mítines de Trump y están a punto de despotricar de nuestros hermanos mexicanos tienen la deferencia de preguntarte de dónde eres y luego se despachan a gusto. En general y en mi caso particular, no he sentido racismo.
    -Sobre las elecciones de 2016. Mira, Trump tenía muy claro que quería presentarse a las Presidenciales desde hace más de 15 años, pero el "establishment", la élite política no se lo permitió. La nominación de Trump como candidato republicano es un síntoma de un creciente descontento de familias que han quedado descolgadas de la clase media, especialmente blancos. Trump supo leer ese sentimiento muy bien y hablar a esa parte de la población en el momento adecuada (no hubiese sido lo mismo de haberse enfrentado a Obama en 2012). No me cabe duda que mucho de lo que dice no se lo cree y lo dice porque sabe que resuena entre sus seguidores. Donald Trump es un niño bien de Nueva York, al que le gustaba andar con modelos y forzar el límite de la honestidad en los negocios, muy muy lejos de conectar con el día a día y los problemas de un señor de Arkansas o West Virgina, donde Trump va a cosechar muchos votos.
    - En Corea, donde pasé dos años, escribía sobre todo de Corea del Norte, de Samsung y de temas sociales y culturales de un país tan diferente al nuestro. Tengo que decir que fue uno de mis destinos favoritos.
  1. #1 Hola a todos. En lo referente a las elecciones todo parece ya más claro tras el tercer y último debate de ayer. Donald Trump ha reincidido en su imagen de "loose cannon" o de ser más peligroso que una caja de bombas. Hillary Clinton, por su parte, sigue sin perder los nervios ni salirse del guión. Las encuestas (una buena fuente)--> www.realclearpolitics.com/<-- dan a Clinton ventaja en la mayoría de los estados en disputa o bisagra, e incluso en estados que tradicionalmente han sido republicanos como Arizona o Utah. Además, desde que salió el vídeo de Trump hablando ordinarieces de mujeres, la cúpula del partido le ha retirado su apoyo, con lo que ya dan por perdida la Casa Blanca. Con las cosas así, la derrota de Trump parece cantada (sobre todo si se tiene en cuenta su falta de apoyo entre mujeres, latinos y afroamericanos). Ahora solo falta saber si los republicanos también perderán el control del Senado (que al contrario de España, sí tiene un peso legislador clave), y si Donald Trump reconocerá su derrota y decidirá -como se rumorea- abrir un canal de televisión para aprovechar su tirón entre sus más acérrimos seguidores.
  1. #3 La prisión militar en la Base Naval de Guantánamo es una zona de máxima seguridad y por lo tanto visitarla requiere el acompañamiento constante de militares. Es un lugar tórrido, sin árboles y sobre un acantilado pelado, en el que si no hubiese militares habría solo iguanas. He ido en dos ocasiones y en una de ellas nos dejaron entrar en la prisión. Los guardas no pasan más de seis meses en el presidio para no intimar o conocer demasiado de lo que pasa. Casi siempre llevan una protección en la cara por si les escupen o les tiran las heces a la cara desde la celda. La celda en sí, no permite dar más de dos pasos y solo tiene luz artificial. Vimos (detrás de un cristal oscuro para pasar desapercibidos) como los tienen con grilletes anclados al suelo incluso cuando están haciendo talleres de manualidades, pese a ser presos no conflictivos. Los que se portan bien disfrutan de un momento al aire libre para poder darle patadas a un balón. Además, les dejan ver partidos de fútbol importantes como El Clásico (al parecer hay mucho aficionado del Barcelona y el Real Madrid). Hay que recordar que la mayoría de los internos nunca han sido acusados formalmente de ningún delito y mucho menos procesados, pese a llevar 14 años recluidos ahí. Ahora quedan solo 60, llegó a haber casi 800. Solo una decena están en proceso de ser enjuiciados en comisiones militares.
    Aquí os dejo una crónica de una de las visitas (con una de mis fotos): www.lainformacion.com/mundo/guantanamo-hacer-justicia-cuesta-800-000-d
« anterior1

menéame