Hace 2 meses | Por manuelmace a abc.es
Publicado hace 2 meses por manuelmace a abc.es

Los cronistas quedaron estremecidos ante aquella visión. El colosal saqueo que padeció Roma por parte de las tropas de Alarico durante el año 410 D.C. ha quedado grabado como uno de los más estremecedores de la historia. Y no solo por bárbaro, sino porque permitió a los visigodos hacerse con uno de los tesoros más grandes de la antigüedad. Sin embargo, se suele obviar que, antes de que los asaltantes atravesasen las puertas de la Ciudad Eterna, se produjo un asedio que obligó a las legiones y a los ciudadanos a comer carne humana.