Hace 29 días | Por themarquesito a historytoday.com
Publicado hace 29 días por themarquesito a historytoday.com

El 11 de abril de 1934, por la mañana temprano, el sacristán de la catedral de San Bavón topó con una escena del crimen. El políptico del Cordero Místico estaba en su sitio, pero donde antes había un panel con una escena de los jueces, ahora había un hueco. Las autoridades belgas querían recuperar esa obra, y hacerlo cuanto antes, pero estaban asombradas. ¿Cómo había entrado el ladrón en la catedral, desmontado el retablo, y huido con un panel que medía 1,5 metros de alto sin que nadie se diese cuenta? 90 años después, el panel sigue perdido.

Comentarios

themarquesito

Si alguien tiene algún vago recuerdo de esta obra, al margen de los aficionados al arte, probablemente sea por la limpieza y restauración a que se sometió hace unos años.
Un cordero es el nuevo Ecce Homo (o Ecce Cordero)?

Hace 4 años | Por Ulsanot a 20minutos.es

themarquesito

Charles_Dexter_WardCharles_Dexter_Ward ¿Lo podemos mover a tu sub de Arte y Mercado? Bueno, esto tiene arte, aunque mercado no tanto.
arteymercadoarteymercado

Brill

"El políptico del Cordero Místico"

Creo que nadie gana a los católicos en lo de tener las obras de arte y reliquias más extravagantes de la cristiandad. ¡Y menos mal que se supone que no adoramos ídolos!