Publicado hace 2 meses por ElenaTripillas a sobreestoyaquello.com

La capacidad de mantenerse pujante a pesar del frío, la lluvia y la nieve, unida a su vistosa combinación de colores rojo y verde, ha hecho que desde la noche de los tiempos se considere al acebo (Ilex aquifolium) un símbolo de fortaleza y eternidad. Como ocurre con el tradicional abeto o con la flor de Pascua, el uso del acebo como planta navideña es más antiguo que la propia Navidad.--