Hace 1 mes | Por Ergo a hispanicpost.com
Publicado hace 1 mes por Ergo a hispanicpost.com

La investigación se centra especialmente en Cotoca y Landívar, que eran los principales centros de una red de asentamientos regionales conectados por calzadas aún visibles que irradian desde estos sitios a lo largo de varios kilómetros, escriben los autores. Ninguno de los dos han sido todavía excavados y ahora, gracias al LIDAR, han descubierto “su magnitud”, de la que es difícil hacerse una idea con los métodos tradicionales de observación debido a la densidad del bosque, según Iriarte.