436 meneos
 

Benjamin Franklin, el inventor que se negaba a patentar sus aportaciones a la humanidad

Benjamin Franklin, famoso inventor estadounidense del siglo XVIII, pudo haber ganado una auténtica fortuna patentando sus numerosos inventos (el pararrayos, las gafas bifocales, la armónica de cristal...), pero siempre se negó a esto aduciendo que "se sentía orgulloso de servir a los demás con sus inventos". Más: en.wikipedia.org/wiki/Benjamin_franklin
etiquetas: benjamin franklin, inventor, patente, software libre, conocimiento, saber
usuarios: 213   anónimos: 223   negativos: 1  
21comentarios mnm karma: 730
  1. #1   Es lo que tiene ser rico como Benjamin Franklin, que es más fácil ser altruista.
    votos: 22    karma: 147
  2. #2   Lástima que no existían las Creative Commons
    votos: 4    karma: 40
  3. #3   Según cuenta esta parte de su autobiografía, un listo hizo un par de cambios en uno de sus inventos, lo patentó e hizo una fortuna. Si es que las cosas no han cambiado tanto ;)
    votos: 5    karma: 45
  4. #5   #4 ¿Sabes quien era Benjamin Franklin?

    en.wikipedia.org/wiki/Founding_Fathers_of_the_United_States
    votos: 5    karma: 53
  5. #7   #6 el inventor se dedica a inventar, no a patentar.
    El abogado se dedica a patentar, no a inventar.

    El inventor lo tiene claro: si no se apoya en descubrimientos de otros nunca va a conseguir inventar nada. "Apoyarse en hombros de gigantes".
    votos: 7    karma: 73
  6. #8   #6 Lo que no quiere decir que grandes inventos no fueron patentados. #1 Viendo su biografia ahora en la wikipedia, 17 hermanos y su padre con una fabrica de jabón y velas, no parece el tipico bostoniano de la alta sociedad. Esta claro que supo ganarse la vida después haciendo de todo, cosa que para mi gusto tiene doble merito, poder avanzar en la vida y a su vez dejar para la posteridad algo beneficioso para la humanidad gratuitamente.
    votos: 2    karma: 22
  7. #9   El problema gordo de las patentes, desde mi humilde punto de vista es la duración. Está bien que a un inventor se le de un plazo para obtener los beneficios necesarios para recuperar el tiempo invertido en dicha innovación, pero por encima de los 10 años me parece excesivo.
    votos: 0    karma: 9
  8. #10   Yo iba a patentar mi p**e pero tras leer el caso he decidido que toda la humanidad pueda disfrutar de él.
    votos: 7    karma: -3
  9. #11   Cada vez que pienso en Benjamin Franklin me acuerdo de su aparición en "The day of the tentacle" xD
    votos: 3    karma: 30
  10. #12   Las patentes son necesarias no para los inventores, sino para los inversores...
    votos: 4    karma: 38
  11. #14   Pues no hay artículos sobre el señor como para poner éste en inglés, que no entiendo nada?
    votos: 2    karma: 3
  12. #15   #12 Inversores que ponen dinero, para que los inventores puedan inventar.
    votos: 3    karma: -13
  13. #16   Pues que quereis que os diga, si yo me curro algo me gustaria tener una compensación por ello. Habria invertido tiempo y dinero en ello. Una cosa es cobrar por algo que has hecho y otra es robar por eso. En el tema de las patentes las encuentro bien simepre y cuando quien la tenga produzca el producto y com ya he dicho no cobre un precio desorbitado por ello pero en caso que no quiera producir el invento se le quitase automaticamente.
    votos: 0    karma: 6
  14. #17   #16 Yo estoy con #16. Si alguien inventa algo debe poder cobrar por ello si quiere. Obviamente si no quiere, pues fantástico. Pero en muchas ocasiones ya no se trata del esfuerzo individual, sino que hablamos de inversiones muy importantes y es normal que ya que se inventa algo que beneficia, alguien pueda pagar las inversiones y ganar dinero luego con ello, durante un periodo de tiempo limitado (que es lo que otorgan las patentes, un periodo limitado de tiempo de exclusividad).
    votos: 2    karma: -1
  15. #18   Free software, free ideas, free people...
    votos: 4    karma: 44
  16. #19   #18 No se puede comparar software con inventos físicos. Dos cosas completamente distintas.
    votos: 1    karma: 22
comentarios cerrados

menéame