PEQUEñAS Y GRANDES IDEAS EN LA RED
8 meneos
133 clics

Calcetines que no se pierden

Es una idea que viene rondándome hace tiempo, cada vez que un calcetín desaparece misteriosamente de mi vida. ¿No les pueden poner un botoncíto y un ojal, o un corchete, o una simple tira de Velcro o algo para anudarlos, cuando me los quito y así impedir que decidan vivir vidas separadas sin mi permiso? Sé que se puede meter uno dentro del otro o enrollarlos pero no quedan tan limpios en la lavadora y hay que estar buscándolos entre la ropa sucia para emparejarlos. Otra solución es la de sacar la moda de usar calcetines distintos en cada píe.

| etiquetas: no mas calcetines sin pareja , inventos tontos
#1 magistral xD
Chips de radiofrecuencia en cada calcetín (impermeables) , son muy pequeñitos y luego un cacharro tal que pasandole uno de referencia pite al encontrar el otro...no solventa que se pierdan pero ayuda a emparejarlos (la parte mas chunga)
La mejor opción es #1 todos iguales,
#4 Es imposible invertar algo hoy en dia: NEVER LOSE A SOCK AGAIN WITH RFID-CHIPPED SOCKS
www.digitaltrends.com/home/never-lose-socks-with-rfid-chips/
La solución es que cada par venga con una madre para buscarlos.
La idea es buena pero necesita concrección. Piensa que todo eso que dices va a formar parte de la estética del calcetín y si se te ve una tira de velcro saliendo del pantalón pues como que no.
Mis calcetines son de colores lisos, es decir, sin dibujines ni rayas ni nada, y cada pareja de un color. Varios tonos de azul, rojo, verde, amarillo... Realicé una ardua tarea de búsqueda en una conocida tienda de calcetines. Normalmente van emparejados, pero si ellos no se preocupan por hacerlo, les va a casar Rita.

Y ya si les da por abandonar el hogar que les proporciono entonces les castigo con el látigo de mi indiferencia.

Es más sencillo comprarlos todos del mismo color, pero lo mío es más romántico.
Mis calcetines los compro por kilos para que en su mayoría sean todos iguales y no romperme mucho la cabeza en emparejarlos. A eso le uno el hecho de que sólo tienen tres estados:

1. En el cajón emparejados: no hay pérdida posible.
2. Puestos en los pies: no hay pérdida posible.
3. En la cesta de la ropa sucia, en la lavadora o en la secadora: ahí está el peligro, y lo evito con una bolsa de redecilla que venden especiales para colada.

Tengo la suerte vivir en un bloque con lavandería comunitaria dotada de secadora. Sin secadora, tendría que colgarlos y estarían más expuestos a extravíos, o comprarme una, lo cual me da mucha pereza por la pasta y por el espacio.  media
comentarios cerrados

menéame