Publicado hace 1 mes por wintersky a elembrujodegaia.blogspot.com

Cuenta la leyenda que durante las guerras napoleónicas el navío francés Sédui Sant se hundió junto al peñón de roca que posteriormente sería el lugar donde se ubicaría el faro de Tevennec. Sedice que durante varias noches los marinos supervivientes, heridos, desorientados y desesperados, gritaron pidiendo auxilio durante horas, pero la horrible tempestad se llevo consigo aquellos lamentos. Cuando finalmente se pudo acceder al montículo de roca un implacable silencio confirmó la tragedia. Desde entonces, cuentan que en la soledad del día o la n