Publicado hace 4 meses por manuelmace a historia.nationalgeographic.com.es

La tenaz resistencia de los rusos en esta importante base naval tuvo en jaque a los nazis durante ocho meses de duro asedio. Bombardeos y ofensivas por parte de ambos bandos marcaron la contienda, que al fin se saldó con una victoria para Hitler. En junio 1941 los nazis habían tomado por sorpresa a los soviéticos en la operación Barbarroja. A lo largo del verano y el otoño de ese año gran parte de la Unión Soviética cayó bajo el implacable avance alemán, pero con la llegada del invierno el frente se estancó cerca de Moscú.