Tecnología, Internet y juegos
48 meneos
704 clics
El teleprónter, el aparato que te permite leer mirando a cámara

El teleprónter, el aparato que te permite leer mirando a cámara

Entre las tecnologías que hacen posible la magia de la televisión destaca el teleapuntador, teleprompter en inglés. Hay un antes y un después cuando descubres qué se esconde en las bambalinas de un plató de televisión. Y junto al croma, el teleprónter es el que más llama la atención. Un simple dispositivo que hace posible que un presentador mire a pantalla y nos cuente cualquier cosa sin titubear, cuando en realidad lo que ocurre es que está leyendo un guión escrito con anterioridad. Esta es su historia.

| etiquetas: teleprónter , tecnología , invención
40 8 1 K 288
40 8 1 K 288
Cuando en los telediarios no había de esto y el periodista iba mirando a la cámara y al folio de forma intermitente yo jugaba a esconderme detrás del sofá cuando miraba a la cámara y sacaba la cabeza cuando miraba al folio. ahora ya no puedo jugar a eso porque ya no pasa y porque tengo 60 años
#15 En general se le criticaba a Obama usar siempre el teleprompter, ridiculizándolo como mal orador, que necesitaba una "muleta". Trump lo atacó varias veces con esto, en su momento, a Obama y a Hillary Clinton (luego el mismo Trump usaba teleprompter).

Hubo un episodio en el que a Obama se le criticó usar teleprompter en un pequeño discurso a los niños en una escuela infantil: ¿De verdad era necesario?
Luego la Casa Blanca argumentó que en realidad no se usó, sino que los vídeos en el que se veía eran de una intervención posterior ante la prensa en el mismo sitio.

La cosa no va más allá, pero es un aspecto que puede usarse para atacar a un político por "inseguro" etc.
#17 gracias por responder, no tenía ni idea.
Y luego tenemos a Marlon Brando en Superman (1978) que ni se sabía los diálogos ni le importaba sabérselos... así que el actor que le daba la réplica (en contraplano de espaldas a cámara) llevaba en el pecho una cartulina con el diálogo concreto de Brando.
Es como los mecánicos, hoy en día casi no quedan, solo tenemos cambia piezas.

Con los periodistas pasa igual, mirate Telecinco y ves como está el nivel
#1 yo a los mecánicos no los llamaría cambia-piezas, es más cambia-bloques porque ya ni siquiera llegan a cambiar la pieza defectuosa sino todo el bloque que la contiene.
#1 Habría que diferenciar entre periodista y comunicador.

Y aún lo llaman magia... La magia de la televisión te la repite un youtuber influencer desde su casa con una web cam y un programa de edición.

Llevamos 40 años estafados por mindundis diciendo que trabajaban.
#1 ¿Tú a qué te dedicas?
#13 ingeniería informática
Algunos políticos a veces usan un stage teleprompter para sus discursos. Desde el público apenas se ven dos rectángulos de plástico transparentes, y así el orador mantiene mucho contacto visual, a donde quiera que mire. Obama los solía usar, en lugar de leer sus notas (con ciertas polémicas que no es el caso ahora).  media
#6 que polémicas? Por curiosidad
#6: Sí, y según algún creador de bulos es una pantalla con una novísima tecnología basada en asesinar niños en África. :palm:
En la noticia mencionan El Padrino confundiendo a Dennis Hopper (que nunca participó en la famosa película) con Robert Duvall.
Ya me extrañaban aquellos discursos de Rajoy sin equivocarse.
El teleprompter es lo que hace que a gente como Mónica Carillo le llamen periodista.
'Sin tener que bajar la cabeza para consultar los papeles que lleva en la mano o que tiene en la mesa.'

Ojo el impedimento que supone que se sepa que estás consultando algo que previamente te has preparado; si Walter Cronkite levantara la cabeza...
#9 Los presentadores de noticias no suelen tener tiempo de prepararse nada...
Más del 50% de la página con anuncios. Esto es un enlace a un artículo o a una revista de propaganda de esas que meten en el buzón?
La verdad que es un aparato interesante, yo pensaba que solo lo usaban los presentadores de los telediarios, y resulta que hasta en el cine se usa. Incluso en modo analógico xD
comentarios cerrados

menéame